El sospechoso apunta a ser un uruguayo, quien en 2007 hizo un robo de documentos incunables e intento de venderlos en Buenos Aires

 

Odemaris González

 

Mensajero Sideral (Sinderus Nuncius), del científico Galileo Galilei, donde describe cómo perfeccionó y construyó su telescopio, detallando sus observaciones con el artefacto siendo una de las obras más importantes de la Biblioteca Nacional de España.

En días pasados ha regresado al ojo del huracán el tema que cita la obra, pues en 2014 la pieza original fue reemplazada por una copia de calidad, situación de la que, en medio de irregularidades, denuncian hasta 2018; ahora el ministerio de Cultura y Deportes de España realiza una investigación.

Y aunque aún no hay un anuncio oficial, una de las pistas apunta a la ciudad de Buenos Aires, siendo sospechoso César Ovidio Gómez Rivero, ciudadano uruguayo, quién en 2007 visitó como “investigador” la Biblioteca Nacional y se supo que en esa instancia robó una decena de documentos incunables, ellos dos mapamundis de Ptolomeo, para después intentar venderlos en el mercado negro.

Debido a esto, fue investigado, procesado y puesto en libertad por la justicia argentina, el diario El País sostiene en su edición digital que Gómez Rivero radica en Buenos Aires, de forma que fue el último que tuvo el galileo en 2004.

Todo esto sucedía en 2007 cuando Gómez Rivero fue denunciado por un coleccionista estadounidense que alertó que los materiales a la venta eran los mismos que estaban desaparecidos de España. Por tal motivo debió defenderse ante el juez Ariel Lijo: se declaró “totalmente arrepentido de su actuar” y devolvió al juez los documentos de la Biblioteca Nacional de Madrid.

“Lo procesé en 2008, pero la Cámara revocó mi decisión con el argumento de que en España había un juicio pendiente. Yo les dije que en España lo investigaban por un robo y yo aquí, por intentar vender lo robado, que eran hechos diferentes, pero no hubo caso”, dijo el magistrado, quien llevó el caso hace más de 10 años.