Contralínea / Exclusivas Puebla

 

Nuevo León –gobernado por Jaime Rodríguez “El Bronco”—es el estado con mayor nivel de endeudamiento per cápita: 15 mil 641.1 pesos, revela el reporte trimestral sobre la deuda de entidades federativas y los municipios, correspondiente al cuarto trimestre de 2020, del Instituto Belisario Domínguez (IBD).

A éste le siguieron Quintana Roo, cuya deuda asciende a 13 mil 118.9 pesos por cada persona, y Chihuahua, 13 mil 67.4 pesos per cápita.

Por el contrario, Guanajuato (1 mil 281.7 pesos por habitante), Guerrero (1 mil 279.8 pesos per cápita) y Puebla (997.3 pesos por persona) son los de menor endeudamiento.

De acuerdo con el estudio del IBD, los municipios con mayor endeudamiento son Tijuana (2 mil 597.6 millones de pesos), seguido por Monterrey (1 mil 961.7 millones) y Hermosillo (1 mil 764.4 millones). Mientras que los de menor deuda son: Puerto Peñasco (299.6 millones), Tlajomulco de Zúñiga (313.1 millones) y Centro (333.4 millones de pesos).

Según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, 26 estados presentan un nivel de deuda sostenible y cinco se encuentran en nivel de endeudamiento en observación.

Tlaxcala no entra en el registro porque no reportó cifras de su deuda.

En total, la deuda de las entidades federativas, municipios y sus entes públicos (deuda subnacional) ascendió a 637 mil 274.6 millones de pesos al cuarto trimestre de 2020, lo cual representa un endeudamiento por persona de 5 mil 8.5 pesos.

 

Propósito del reporte del Senado de la República

 

El Instituto Belisario Domínguez, como órgano especializado encargado de realizar investigaciones estratégicas sobre el desarrollo nacional, tiene dentro de sus funciones la elaboración de análisis de coyuntura en los campos de competencia del Senado de la República.

Una de las funciones de la Dirección General de Finanzas es realizar análisis, estudios e investigaciones sobre la composición y el comportamiento del ingreso, gasto, inversión, deuda y financiamiento públicos en el ámbito hacendario federal y estatal.

Para ello, se elabora un análisis relevante, objetivo, imparcial, oportuno y eficiente sobre la deuda de las entidades federativas, los municipios y sus entes públicos, con base en las estadísticas que publica la SHCP.

Se presenta un análisis general del total de obligaciones financieras de las entidades federativas, los municipios y sus entes públicos, así como su financiamiento por tipo de acreedor y fuente de pago, los indicadores del sistema de alertas relacionados con la sostenibilidad, capacidad de pago y disponibilidad financiera para hacer frente a su deuda de corto plazo. Además, se muestran indicadores sobre la tasa de interés promedio y el plazo de vencimiento y se incorpora la deuda municipal.

Con la publicación de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios el 27 de abril de 2016, se establecieron criterios para transparentar el uso del financiamiento de los gobiernos locales entre los que destacan:

  1. I) Nuevas reglas de disciplina financiera que contemplan mecanismos de equilibrio presupuestario y de distribución de ingresos excedentes.
  2. II) Un sistema de alertas, el cual mide los niveles de endeudamiento, del servicio de la deuda y las condiciones de liquidez de las entidades federativas, los municipios y sus entes públicos.

III) Un Registro Público Único que permite la inscripción de la totalidad de las obligaciones de los gobiernos locales. De ahí la importancia de presentar este reporte trimestral que muestra de manera simplificada la situación actual que guarda la deuda de entidades federativas, municipios y sus entes públicos.

Para el trabajo realizado por encargo del Senado de la República, se utilizó como fuente principal la información estadística del Registro Público Único y el Sistema de Alertas que publica la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Para el caso del total de las obligaciones financieras se construyó sumando la deuda de las entidades federativas y sus entes públicos más la deuda municipal y de sus entes públicos.

Se presenta la deuda subnacional como proporción de sus Participaciones Federales pagadas de 2010 a 2019 y para 2020 se consideraron las Participaciones Federales presupuestadas.

También se presenta la deuda subnacional como proporción con el Producto Interno Bruto Estatal (PIBE) publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Con respecto a la deuda municipal desagregada por tipo de acreedor, la SHCP presenta la información del municipio sin incluir la de sus entes públicos.

Para el cuarto trimestre de 2020, el estado de Tlaxcala reporta endeudamiento municipal de 16.4 mdp; sin embargo, no fue incluido en la medición del Sistema de Alertas que realiza la SHCP. Se adicionó la deuda per cápita con datos de las estimaciones poblacionales del INEGI realizadas con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo al cuarto trimestre de 2020.

Para realizar los cálculos de las proporciones de las Obligaciones Financieras respecto de las Participaciones Federales se usaron los datos de Participaciones de la Cuenta de la Hacienda Pública Federal hasta 2019 y para 2020 las Participaciones aprobadas para 2020 publicadas por la SHCP.

También se usaron los datos de las leyes de ingresos estatales para realizar los cálculos de las proporciones de las Obligaciones Financieras respecto de los ingresos totales.

Los ingresos totales incluyen participaciones federales, impuestos, derechos, productos, aprovechamientos, transferencias federales, y excluye ingresos extraordinarios e ingresos por financiamiento.

Para el Sistema de Alertas, se presenta para cada entidad federativa el símbolo del semáforo que muestra el resultado global de este sistema, y al mismo tiempo los tres indicadores que lo integran.

 

Puebla tiene deuda pública con tendencia a la baja

 

El gobierno de Puebla, que encabeza Miguel Barbosa Huerta, tiene finanzas sanas, particularmente en obligaciones financieras.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la deuda pública de la entidad ascendió a 6,471 millones de pesos al cierre del cuarto trimestre de 2020, el menor nivel desde igual periodo de 2007, cuando este indicador fue de 2,396 millones.

El saldo ocupa el lugar 3 a nivel nacional, es decir, de las deudas más bajas del país.

Mientras en el Sistema de Alertas, herramienta de la Ley de Disciplina Financiera (nace en el 2016 como un candado para controlar la adquisición de financiamientos), que mide el nivel de endeudamiento, coloca a Puebla en semáforo verde —endeudamiento sostenible—, por lo que su techo de financiamiento neto para el próximo ejercicio fiscal equivale a 15% de sus Ingresos de Libre Disposición (el más alto).

Puebla es la octava economía más grande de México, con una participación de 3.4% en el Producto Interno Bruto nacional, ubicándose como el sexto territorio más dinámico de toda la República.

La calificadora Fitch Ratings considera que Puebla muestra entre sus fortalezas una recaudación fiscal sobresaliente, balances superavitarios, política de endeudamiento prudencial que mantiene un nivel de endeudamiento bajo con una sostenibilidad alta.

Miguel Barbosa ha dejado en claro que la posición de la administración que encabeza es continuar con la austeridad y finanzas ordenadas para aguantar más en esta contingencia.

A pesar de que el gasto de más de mil millones de pesos para atender la contingencia por el Covid-19 ha presionado las finanzas del estado, el mandatario poblano descartó recurrir a la contratación de más deuda.

Reveló que dos instituciones bancarias, sin decir nombres, se han acercado para ofrecer líneas de crédito, pero no aceptará porque recibió un estado destrozado y endeudado por las dos administraciones anteriores, emanadas del Partido Acción Nacional (PAN), una de las cuales encabezó Rafael Moreno Valle Rosas.

“La lista que se tiene entre deuda reconocida y registrada en la Secretaría de Hacienda, más la que está constituida en fideicomisos, es de casi 50,000 millones y las amortizaciones mensuales presionan el gasto del gobierno todos los meses”, admitió.