En entrevista con Milenio, el artista Fabián Cháirez dijo que “tenía varias ofertas de diversos coleccionistas” pero que eligió a Tatxo Benet por su colección de arte “polémico”

Milenio

La semana pasada el empresario y periodista español Tatxo Benet, directivo del grupo Mediapro compró la polémica obra La Revolución, de Fabián Cháirez, un cuadro que muestra a Emiliano Zapata desnudo, con tacones y con un sombrero rosa. Pieza que despertó numerosas críticas en México, tanto de la familia del caudillo revolucionario como de organizaciones campesinas que se manifestaron en contra de su exhibición en el Palacio de Bellas Artes, dentro de la muestra Emiliano: Zapata después de Zapata. En entrevista con MILENIO el artista Fabián Cháirez dijo que: “tenía varias ofertas de diversos coleccionistas, pero me decidí venderla a Benet porque él posee una colección de arte ‘polémico’, la cual ha conformado al adquirir unas 70 piezas que han sido censuradas por diversas causas, y porque mi obra será exhibida al lado de las de artistas como Ai Weiwei o Robert Mapplethorpe”.

De acuerdo con la agencia de noticias EFE, Banet expresó que este cuadro que pintó Cháirez en 2014, le interesó por la “censura” que se cierne sobre ella y por las muestras de desaprobación que generó “al romper el mito de la masculinidad mexicana, que tienen a Zapata como un ídolo”. El artista Fabián Cháirez ni el coleccionista revelaron el precio que se pagó por el cuadro. No obstante, el creador habló de la proyección de tendrá su obra ya que “se exhibirá en el Museo de la Libertad, en Barcelona que se inaugurará en el segundo semestre del 2020”, espacio impulsado por el empresario español, para mostrar alrededor de 70 obras censuradas que conforman su colección. “La única condición para vender La Revolución es que se pudiera exhibir en la exposición itinerante que se prepara apenas concluya la exposición de Zapata en el Palacio de Bellas Artes el próximo 16 de febrero” precisó el artista. Cháirez, quien recibió críticas y comentarios homófobos en las redes sociales por esta obra, aclara que no es la primera vez que una de sus piezas se va a una colección en el extranjero, por ejemplo, varias de sus creaciones las ha vendido en Estados Unidos.

Antonio Martínez, el vocero de la Secretaría de Cultura, y el artífice de que la muestra Emiliano: Zapata después de Zapata, se promoviera en los periódicos con la obra de Cháirez, causando toda una serie de cuestionamientos, indicó a MILENIO que esta compra venta demuestra “una vez más el poder que el arte y las exposiciones tienen para entablar conversaciones de esta naturaleza en la esfera pública”. Dado el éxito de la exhibición, se piensa en armar una muestra itinerante por el país, en la que se incluirá la obra de Cháirez.