Un análisis realizado por el INAH comprobó que se trata de piezas fabricadas en distintas culturas

Excélsior

Tres piezas arqueológicas que se encontraban en Alemania, lograron ser recuperadas por el Gobierno Federal, tras un análisis realizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en donde se comprobó que se trata de piezas fabricadas en distintos momentos y por distintas culturas mesoamericanas. A través de un comunicado emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores, se especificó que, entre los ejemplares recuperados se encuentra un fragmento antropomorfo de barro elaborado en la Costa del Golfo de México en su región denominada como Mixtequilla, actual Estado de Veracruz.

Análisis revelaron que la pieza fue fabricada durante el periodo clásico tardío (500-900 d.C.). Mide 33 cm. de altura. También se logró recuperar una urna de barro con un rostro antropomorfo de origen zapoteco en buen estado de conservación que fue fabricado en Oaxaca durante el periodo conocido como clásico temprano (200-500 d.C.). Mide 20 cm. de altura. Además de una figura antropomorfa de barro que se presume, pertenece a la región de Campeche, y de la cual su origen y autenticidad están por confirmarse. Gestiones de la Embajada de México en Alemania, permitieron que las piezas fueran entregadas voluntariamente sin necesidad de entablar acción judicial.