Las fotografías de Edgar Olguín, con bailarinas de ballet en escenarios emblemáticos de Ciudad de México, recrean la festividad de Todosantos

Huffignton Post

El fotógrafo Edgar Olguín lo tiene claro: capturar humanidad, pasión, honestidad; expresar vivencias, amores, sueños, historia… conectar con los demás. Sus fotografías son una pausa artística dentro del ajetreo de una capital de más de 8 millones de habitantes. Su escenario: el espacio urbano. Sus protagonistas: bailarinas de ballet.

Su última serie fotográfica con motivo de Día de Muertos, DanzaTrinas, “es un ejercicio de color, movimiento que buscan transformar el espacio a partir de un diálogo estético que hable de nuestras tradiciones”, comentó Olguín en entrevista a HuffPost México.

El ballet siempre ha sido una fijación para el fotógrafo, por el lenguaje corporal que supone. Su objetivo es mezclar la estética de la danza en espacios “donde comúnmente no veríamos a una bailarina en puntas, como un mercado, el metro o el barrio”, así crea “un discurso de movimiento y formas, que logran romper el cotidiano de las personas”, agregó.

Para DanzaTrinas, el fotógrafo capturó esa esencia en el Mercado Jamaica y en un campo de cempasúchil en Xochimilco. El Jamaica es uno de los mercados más importantes de la capital, ahí se encuentran hasta las flores más exóticas y en época de Día de Muertos, el cempasúchil inunda sus pasillos. “La luz y los colores (del mercado) son elementos que me sobre estimulan para crear postales urbanas”. Las fotografías de Edgar Olguín no se podrían lograr sin la participación de las bailarinas Valeria Gaona, Vanessa Ontiveros, y la bailarina de diez años, Romina Pérez, así como con la colaboraron de las maquillistas profesionales @nadiamaquillista y Kaly Art Fx.