El jugador venezolano Dixon Machado recibió un pelotazo con una velocidad de 145 kilómetros por hora, lo que ocasionó que fuera retirado del campo en ambulancia

Odemaris González

El beisbolista Dixon Machado recibió un fuerte golpe en la cabeza, ocasionado por un pelotazo que iba a145 kilómetros por hora, por lo que fue trasladado de manera inmediata al hospital, tras haberlo sacado en ambulancia del campo. El accidente sucedió durante el juego entre los Lotte Giants y los NC Dinos en la nueva jornada de la liga de beisbol coreana (KBO League)

El venezolano de 29 años estaba a punto de batear cuando el pitcher rival realizó un fuerte lanzamiento de bola rápida, ocasionando que la pelota se impactara directamente en el rostro del beisbolista contrincante.

Machado automáticamente se desplomó sobre el campo y los nervios, presión e incertidumbre se hicieron presentes en el público asistente luego de ver que el jugador no podía reaccionar por sí mismo; debido a este incidente el responsable del lanzamiento también mostró preocupación.

En el video que ha sido compartido en las redes sociales se observa cómo la pelota se estampa en la cabeza de Machado quien, aunque tenía su casco puesto, minutos después se desploma frente a todos, poco después es evacuado sobre una camilla, lo suben subido a la ambulancia y lo trasladan al hospital.

Tras la tensión, debido a la incertidumbre de qué tan grave podría ser la lesión del beisbolista venezolano, en las redes sociales de los Lotte Giants, equipo al que pertenece, confirmaban que su jugador ya no corría peligro alguno.

Varios fanáticos usaron las redes sociales para expresar el apoyo al bateador venezolano: “Las imágenes son impactantes al verlo salir del encuentro en ambulancia luego de recibir el pelotazo”, admitió un usuario.

“La lesión de Dixon Machado en el juego de hoy fue aterradora. Espero que esté bien”, agregó otro. 

En el informe compartido se comenta que el bateador de los Giants se hizo una tomografía, dando las pruebas de rayos X que no había sufrido fracturas, ni daños estructurales o hemorragias internas, sin embargo aún permanece bajo observación médica.