Las anotaciones para el conjunto local corrieron a cargo de Kevin Bruyne y Phil Foden, mientras que para el Dortmund, el gol fue obra de Marco Reus

Odemaris González 

El equipo inglés logró ganar el partido ante Borussia Dortmund que ofreció un duelo y cumplió las expectativas de los seguidores. A pesar de tener el nivel de Manchester City no consiguió imponerse y terminó el partido con un marcador 2-1 que favoreció a los locales.

Manchester City inició con su habitual libreto, sin desesperarse, el equipo estaba más a atento ante cualquier error que pudiera realizar Borussia Dortmund, que ha enfocarse a algún desequilibrio dentro del equipo, esto derivó en un correcto funcionamiento en su cancha.

Llegando al minuto 18, Emre Can cometía un error en la salida, dándole la pelota a Kevin de Bruyne, quien comandó un contragolpe perfecto ante un Dortmund abierto. Phil Foden llegaba al fondo por izquierda y mandaba un cruzado para Riyad Mahrez, quien dominaba el esférico de gran manera y la soltaba atrás para que el belga definiera con un derechazo y se marcara el primer tanto.

La primera parte terminaba cuando se careció de situaciones de gol, debido a que el conjunto alemán no acertaba ningún contragolpe, aunque su defensa fue eficaz, consiguió así que el City no generara peligro. 

Uno de los momentos que más polémica generó en el partido fue cuando Ovidio Hategan, árbitro rumano, marcaba un supuesto penal de Emre Can, pero al revisar la acción en el VAR, observó que no existía la infracción, retirando así su decisión. 

En el complemento, Machester City se mostraba apagado, haciendo que Borussia robara el balón por momentos, lo cual generó situaciones y errores; siendo éstos los que tomaron a los locales como parte de su plan. 

Los ingleses poco a poco se ahogaban en su partido, sin ninguna explosión, acercándose apenas al arco contrario con alguno que otro contragolpe. El cuadro alemán no lo pensó dos veces y aprovechó los faltantes cinco minutos, logrando el 1-1; Bellingham buscó a Haaland, quien de espaldas al arco, filtró de primera un pase perfecto para que Marco Reus recibiera de frente al arco y lograra un disparo cruzado.

Pareciese ser que el empate motivaba a Manchester City a buscar la victoria y así intensificar sus acciones, las cuales dieron fruto pues en el minuto 89, gracias a un centro de derecha a izquierda de Kevin De Bruyne para el pique de Gundogan que dominó casi sobre la línea de fondo, llegó a soltar atrás para que Foden remate y estampe el 2 a 1 final.

Luego del resultado, el pase se encuentra sin dueño, pues aunque se inclina al lado del City, todo puede cambiar en el duelo de vuelta que tendrá lugar el próximo14 de abril, en el que el Dortmund puede obtener el pase con un resultado mínimo de 1-0 a su favor.