LA BUAP ESTÁ A LA VANGUARDIA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR MEXICANA: JUAN RAMÓN DE LA FUENTE

INAUGURAN EN EL CCU LA CONFERENCIA DE LA ASOCIACIÓN INTERNACIONAL DE UNIVERSIDADES, AIU 2019, TRANSFORMAR LA EDUCACIÓN SUPERIOR PARA EL FUTURO

Redacción

El rol que debe seguir toda Universidad en lo social y político está dividido en tres partes: debe ser formadora, crítica e investigadora. La Universidad moderna ya no está para crear trabajadores exclusivamente, sino profesionistas competitivos y con sentido humano, expresó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, durante la inauguración de la Conferencia de la Asociación Internacional de Universidades, AIU 2019, Transformar la educación superior para el futuro. En el Centro de Convenciones del Complejo Cultural Universitario, Esparza Ortiz dio la bienvenida a la Conferencia en la que líderes y expertos analizan perspectivas, transformaciones y retos para mejorar la calidad académica en las instituciones de educación superior. Ante más de 300 rectores, investigadores, docentes y especialistas de 184 universidades de 67 países, el Rector de la BUAP aseveró que la Universidad debe ser algo mucho más que un conjunto de edificios, que la suma de libros, publicaciones o profesores. “La Universidad es un organismo vivo, es el corazón de una sociedad que crece, es una referencia ética y es una esperanza social permanente”.

Esparza Ortiz remarcó que el objetivo fundamental de la Universidad es crear ciudadanos y ciudadanas adaptativos a sus entornos, capaces de crear soluciones nuevas a problemas viejos. En segundo lugar debe ser crítica y en tercer lugar, debe ser investigadora. “Una Universidad que sólo forma estu diantes olvida que el futuro sólo es posible de mano de la investigación. La Universidad se ha convertido en el último reducto de los investigadores, que generan soluciones innovadoras para problemas globales. Si queremos que nuestro país camine junto con el resto del mundo, necesitamos a los investigadores”. El Rector de la BUAP aseguró, además, que el humanismo y la competitividad deben ser dos elementos primordiales entre las responsabilidades que tiene una Universidad como parte de su accionar en un futuro común y compartido. “En el humanismo vemos cada vez más un mundo despersonalizado, y la Universidad se convierte en la última esperanza para la formación del ser humano; y la competitividad es cada vez más feroz en un mundo alejado de los ciudadanos”. A su vez, Juan Ramón de la Fuente, presidente honorario de la AIU y representante permanente de México ante Naciones Unidas, celebró la realización del encuentro en la BUAP, “una institución con buena ciencia, buena calidad en la enseñanza, posgrados muy sólidos, buena interacción con el entorno, y muchos reconocimientos a lo largo de los años”. “La BUAP es una universidad que está en la vanguardia de la educación superior mexicana, que tiene una gran tradición y que está tratando todos los días de hacer las cosas lo mejor posible y lo consigue; de eso se trata la excelencia. Al cuerpo docente, a los investigadores, pero sobre todo a los estudiantes les deseo el mayor de los éxitos y los felicito, porque estudiar aquí es un privilegio y es también una responsabilidad. Creo que la BUAP seguirá contribuyendo al desarrollo, no solamente de esta región del país, sino al desarrollo nacional”, concluyó.

Presente también en la inauguración de la Conferencia de la Asociación Internacional de Universidades, AIU 2019, la doctora Pam Fredman, presidenta de la Asociación Internacional de Universidades y ex rectora de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia. Durante la Conferencia de la Asociación Internacional de Universidades, que se realiza en la BUAP hasta el 15 de noviembre, líderes y expertos compartirán sus visiones sobre la educación superior, que conectan las perspectivas locales, nacionales, regionales y globales, para generar el debate sobre cuál es la esencia de la educación superior hoy y en el futuro. Los resultados de las discusiones en Puebla prepararán el terreno para la 16ª Conferencia General en 2020, donde la AIU celebrará su 70 aniversario desde su primera y fundadora Conferencia General en 1950.