El presidente sugiere que es tarea de los congresos y gobiernos locales hacer los cambios

Martín Gutiérrez

Durante la conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador dejó en claro que el Gobierno Federal no hará ninguna privatización del agua que vaya en contra de los derechos humanos.

EL PRESIDENTE RECONOCIÓ QUE EL TEMA LE CORRESPONDE A LAS LEGISLATURAS LOCALES

Por ello, el Ejecutivo federal urgió al gobierno de Miguel Barbosa Huerta y al Congreso del Estado a dar marcha atrás al proceso de privatización del agua.

A NIVEL FEDERAL, OBRADOR YA HIZO EL COMPROMISO DE NO PRIVATIZAR EL AGUA

Y palabras más, palabras menos, dijo: “Si ya se llevaron a cabo estas privatizaciones en los estados, ver cómo revertir estos procesos, pero esto ya corresponde a las legislaturas locales, a los gobiernos de los estados y, en el caso del Gobierno Federal, ya hicimos el compromiso de no hacer estas modificaciones antipopulares, entreguistas”, señaló. Con estas declaraciones, el mandatario deja abierta la puerta para que los gobiernos estatales y sus legislaturas aceleren el proceso de revertir todo aquello que involucró privatizar el agua potable que hoy es un derecho humano.