Creador y cerebro musical del emblemático grupo “Los hermanos Castro”

Mino D’Blanc

Este sábado 13 de marzo trascendió a la eternidad de la música el célebre compositor, director, productor musical y cantante Arturo Castro, quien durante más de 50 años fue el cerebro musical de “Los hermanos Castro”, quienes fueron famosos primero a nivel mundial en Estados Unidos y el continente americano antes de serlo en México. 

Y no es para menos… “Los Hermanos Castro” marcaron un antes y un después en la música que interpretaban y la forma en que la ejecutaban. 

En una de las muchas pláticas que tuvo con Arturo Castro el que esto escribe, recuerdo que me decía: “el éxito de nosotros se debió a que yo les imponía a cada uno de los integrantes del grupo la forma en que debían cantar y de tocar los instrumentos; no me preocupaba si gozaban de una gran voz o no, el hecho es que cuadraran de acuerdo a mi idea”. 

Arturo Castro deja en su legado musical grandes obras “maestras” sin duda alguna como “Y después del amor”, canción con la que “Los Hermanos Castro” se llevaron todos los premios ávidos y por haber en el Festival Mundial de la Canción celebrado en el año 1972 en el Maracana en Brasil, “Yo sin ti”, “A las mujeres que yo amé”, “Lluvia en la tarde”, y cualquier cantidad de obras, además de que hizo arreglos a grandes clásicos como “El jamaiquino”, “McArthur Park”, “Perdiendo la razón”, entre otros.

Arturo Castro es considerado como uno de los máximos maestros de la armonía moderna en la música en español. Sus canciones han sido interpretadas por cientos de artistas a nivel mundial. 

 

Arturo Castro: vida y obra:

 

Nació en Puerto México (hoy Coatzacoalcos, Veracruz) un 12 de diciembre. Sus padres fueron Pluvio Castro y doña Carmen Muñoz.

Arturo Castro, con un talento innato para la música, comenzó su formación de manera autodidacta. Su padre le enseñó a tocar guitarra, y en el piano, desde los seis años, ya tocaba todo de oído, reforzado por algunas clases que su abuela lo instó a tomar en una academia, en la ciudad de Puebla. Fue acólito de la iglesia de la Santísima en dicha ciudad.

Cuando tenía 10 años de edad, junto con sus hermanos Jorge y Javier, formó el trío Los Panchitos, llamados así por su habilidad de cantar y tocar las guitarras igual que el famoso trío Los Panchos, estilo que ni aún los adultos podían imitar. Arturo tocaba el requinto y dirigía a sus hermanos, de apenas 7 y 9 años.

Durante varios años Los Panchitos se presentaron en diversos foros con su singular espectáculo. También intervinieron, cantando y actuando, en varias películas de la denominada Época de Oro del cine mexicano, alternando con figuras como Marga López, Fernando Fernández, Meche Barba, Manolo Fábregas, Fredy Fernández El Pichi, y muchas más.

A la par de sus actividades artísticas, Arturo siguió buscando acrecentar sus conocimientos musicales, y ante la imposibilidad de hacerlo de manera formal, se acercó a personas que podían ayudarlo en su afán de aprender más y rápidamente.

Así, entre otros, un músico amigo, Joaquín Prieto, le dio algunas lecciones, pero sobre todo, certeros consejos sobre libros específicos, talleres y otros recursos, con los que consiguió su objetivo de convertirse, en tan sólo seis meses, en un orquestador.

En la década de los sesenta Arturo dio vida al concepto musical Los Hermanos Castro, al que se unió su primo Gualberto, para conformar un conjunto vanguardista que marcó pauta por la extraordinaria armonización de voces y magistrales arreglos musicales.

Con esta agrupación viajó a Los Ángeles, California, para presentarse en clubes a lado de los grupos más famosos de jazz latino de la época, entre otros, Cal Tjader y Eddie Cano.

A tres meses de estar trabajando en Los Ángeles fueron contratados por el Dunes Hotel de Las Vegas, Nevada, para presentarse en su centro de espectáculos, lugar donde permanecieron por espacio de tres años.

Ahí los conoció el señor Carlos Gastel, manager del cantante norteamericano Nat King Cole, quien les ofreció representarlos y les consiguió de inmediato un contrato para volver a Los Ángeles y debutar en el Slate Brtoher´s de La Ciénega Blvd., apadrinados por el propio Nat King Cole, que los presentó con la siguiente frase: “El más nuevo y grande acto del espectáculo actual…The Castro Brother´s”.

De vuelta en Las Vegas y al finalizar su contrato con el Dunes Hotel, Arturo Castro y su agrupación fueron contratados por el Thunderbird Hotel durante dos años; posteriormente, mientras realizaban una gira por España, el director artístico David Victorson los llevó de nueva cuenta a Las Vegas, para inaugurar el fastuoso hotel Caesar´s Palace, el 5 de agosto de 1966.

Durante 10 años consecutivos, Arturo junto con Los Hermanos Castro realizaron exitosas temporadas en ese prestigiado hotel, donde transmitieron su música al público anglo y compartieron escenario y marquesina con artistas como Tony Bennett, Frank Sinatra, Elvis Presley, Judy Garland, Sammy Davis Jr., Harry Belafonte, Cher y Neil Sedaka, entre muchos otros.

Paralelamente Los Hermanos Castro tuvieron presentaciones en diversos programas de televisión estadunidenses, como “The Ed Sullivan Show”, donde actuaron en tres ocasiones; un especial para la CBS; “The Playboy After Dark”, con Hugg Heffner; “The Joey Bishop Show”; “The Judy Garland Show” y “The Hollywood Palace Show”, cuyo anfitrión era el mismísimo “Super Agente 86”, Don Adams, donde también surgió la oportunidad de apadrinar a Liza Minelli, quien hasta la fecha sigue siendo admiradora y amiga entrañable de Arturo Castro y Los Hermanos Castro.

De igual manera se presentaron en programas de televisión en países de toda América Latina, y en México sus apariciones en este medio incluyeron, entre otros programas.

“Estelares Madero”, escrito por Arturo Castro y dirigido por Raúl Araiza, en el que actuaron figuras de la canción como Armando Manzanero, Angélica María, Daniel Riolobos, José Feliciano y muchos más.

“TV Musical Ossart” fue una serie de 48 programas escritos y dirigidos por Arturo Castro para Los Castro, en el que además de las actuaciones de la agrupación, se hicieron importantes lanzamientos de artistas, entre otros, el de Manoella Torres.

Al separarse de sus hermanos a nivel profesional por un tiempo, tuvo su propia serie de televisión, “El Show de Arturo Castro El Jefe”, en el que desplegó toda la gama de su creatividad artística.

Pero el programa más grande que Arturo Castro realizó en México fue “Domingos Herdez”, en el que tuvo como invitados a todos los artistas que se presentaron en su propio centro nocturno, El Forum de Los Castro.

Ahí desfilaron figuras como Nancy Wilson (madrina del lugar), Paul Anka, Johnny Mathis, Tonny Bennett, Eddie Fisher, Sammy Davis Jr., Joao Gilberto, Flora Purim, Sergio Mendes, y los grupos Four Freshmen, Union Gap, The Monkeys y el mítico The Doors. Por cierto, Arturo dirigió las orquestas de Joao Gilberto y Eddie Fischer en sus respectivas presentaciones.

Durante su trayectoria como compositor, Arturo Castro ha sido interpretado por artistas como Tony Bennett, Steve Lawrence, Eddie Gormé, Lucho Gatica, Daniel Riolobos, Marco Antonio Muñiz, Plácido Domingo, Armando Manzanero, Lissette, Tania Libertad, Mayza Matarazzo, Chucho Avellanet, José José, Christian Castro, Francisco Céspedes y Manoella Torres, sólo por mencionar algunos.

Al frente de Los Hermanos Castro, Arturo Castro consiguió lo que él mismo llama el “Primer Campeonato Mundial” que México haya obtenido, y se refiere al triunfo de su tema “Y después del amor”, en el Festival Mundial de la Canción Popular, celebrado en Río de Janeiro, Brasil, en 1971.

Ante un jurado conformado por personalidades como Lucho Gatica, (Chile), Augusto Algueró (España), Elis Regina (Brasil), Shirley Bassey (Inglaterra) y Consuelo Velázquez (México), y la participación de representantes de 23 países, se llevó los premios a “Mejor Canción”, “Mejor Letra”, “Mejor Arreglo” y “Mejor Interpretación”; en total cuatro “Gallos de Oro”, incrustados con piedras preciosas, y el reconocimiento mundial, hasta ahora nunca igualado.

Arturo Castro fue compositor, orquestador e intérprete en diversas producciones cinematográficas, entre las que figuran Bring me the head of Alfredo García, El Zángano, Serenata en Noche de Luna, Juventud sin Ley, El Gangster y Vidita Negra. En 2008, el director Francis Ford Coppola incluyó su canción Yo sin ti, como el tema de amor en la película Youth without Youth.

En 2009 el maestro Arturo Castro recibió la presea Trayectoria SACM, por 50 años como socio activo de la Sociedad de Autores y Compositores de México.

Reconocido y admirado por canciones como La última mujer en mi vida, Qué tal Cuba, Por siempre lloraré, Separados, Tienes un no sé qué, Ríe, Que tengas suerte, Lluvia en la tarde, Si supieras cuánto te quiero y Llorando por dentro, entre muchas más, a la fecha Arturo Castro sigue dedicado a la composición, la producción musical y las presentaciones personales con Los Hermanos Castro, confirmando su lugar, ganado a pulso, en el gusto del público y en la historia de la música popular.

Descanse en paz.