Cierran las campañas

Los distintos candidatos a la Presidencia de la República y gubernatura de Puebla tuvieron, el día de ayer, su última oportunidad de acercarse al electorado. Ante un clima de desaprobación de los políticos y partidos convencionales, la realidad es que el voto de los mexicanos es algo que no se puede predecir con exactitud. El voto oculto, el “no contesto” y la negativa a responder las intensas campañas de las encuestadoras por conocer la simpatía del elector, fracasaron totalmente. Hoy, el sufragante entiende la importancia de su voto. Tan es así, que los por centajes de este tipo de voto, superan el 30% en todas las mediciones. Si a ello se le suma la intempestiva guerra de spots, que lejos de fomentar conexión con el ciudadano, han tenido un efecto contrario, lo han distanciado y llevado a una situación de hastío. Es por ello, que el resultado de las votaciones del día domingo, a pesar de decantar aparentes o virtuales triunfadores, es impredecible. Los instrumentos demoscópicos han sido rebasados. Ejemplos sobran en diversos procesos electorales locales e internacionales. Donald Trump, Emmanuel Macron, Sebastián Piñera, entre otros, son ejemplos de que la medición cuantitativa, ha quedado en la obsolescencia. Lo importante de cada renovación de poderes, es que el ciudadano asuma su rol de copartícipe, no de espectador; podemos afirmar que esta elección 2018, dio un paso adelante en este sentido. Se acaban las campañas Después de 90 días de proselitismo político de los candidatos a distintos cargos de elección popular, entre ellos, dos de vital importancia; por un lado la elección para elegir al Presidente de la República, y por otro lado, en un nivel local, al gobernador del estado. La lucha por el poder no ha sido un día de campo. Por el contrario, este proceso electoral innovó en materia de guerra sucia, fake news y contenidos virales a través de las redes sociales. Hoy ningún candidato puede decirse impoluto de un meme, algún video o noticia desafortunada, que tenía como objetivo, evidenciar y mofarse de ellos. El natural desempeño de un medio de comunicación que no tiene límites. Sin lugar a dudas, la renovación de tantos cargos de elección popular, hizo de esta elección un motivo para analizarla detenidamente y generar contenidos académicos para su estudio. Es por ello, que a partir de este día, omitiremos hacer mención de algún candidato, partido, o movimiento; todo con el fin de cumplir con el periodo de reflexión que marca el propio calendario electoral.