Morena avasalló

La coalición que encabeza Andrés Manuel López Obrador con los partidos Morena-PT- PES se alzó con el triunfo en las votaciones de este domingo 1 de julio. Al cierre de esta edición, se tenían triunfos contundentes en los Estados de Morelos, Tabasco, Chiapas, Veracruz y la Ciudad de México. El Partido Acción Nacional conservaría su bastión en Guanajuato y recuperaría Yucatán; Jalisco lo ganaría Movimiento Ciudadano y Puebla con un resultado cerrado con aparente ventaja para Martha Erika. De confirmarse estos resultados, la configuración del escenario político tendría un cambio de 180°. Con una participación cercana al 70%, nos encontramos ante un hito sin precedentes. La participación ciudadana no había rebasado nunca el umbral de 55-60%. La realidad es que el caldo de cultivo en el que se gestó este proceso electoral, fue el idóneo para que la única opción antisistema pudiera capitalizar el enojo popular. El voto de castigo al partido en el Gobierno se hizo notar de manera abrumadora. Los múltiples casos de corrupción, la falta de firmeza en la defensa de los migrantes y las múltiples fallas de la gestión de Enrique Peña fueron la chispa que detonó en el colectivo social. Andrés Manuel López Obrador es el nuevo Presidente de México, reconocido por sus adversarios y por la autoridad electoral. La historia de México tendrá otro rostro ante la tercera transición democrática.