Forbes / El Economista

 

La empresa australiana BHP Billiton y Petróleos Mexicanos (Pemex) invertirán al menos 114 y hasta 710 millones de dólares (mdd) en el campo Trión, la primera alianza (Farmout) entre la empresa estatal y el sector privado derivada de la Reforma Energética.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó una modificación al programa de evaluación del yacimiento ubicado en el Golfo de México a 130 kilómetros de la Ciudad de Matamoros Tamaulipas, durante su sesión ordinaria número 14.

Los cambios en el plan responden a la necesidad de más estudios en el campo para revaluar la viabilidad comercial de los recursos petroleros que contiene Trión, ante las condiciones económicas que enfrenta la industria de exploración y extracción por los estragos de la pandemia de Covid-19.

El campo enfrenta una incertidumbre comercial de 40%, pero con los nuevos estudios ambas compañías pretenden reducirla a 15 o 20%, precisó Rodrigo Hernández Ordoñez, director general de dictámenes de exploración del regulador energético.

“Es muy relevante porque estamos hablando de un proyecto que vale 10,000 millones de dólares”, destacó el funcionario.

Ubicado en aguas profundas del Golfo de México, dentro de la provincia geológica de Perdido, este campo fue denominado por el gobierno priista de Enrique Peña Nieto como “la joya de la corona” por su potencial petrolero.

La subsidiaria Pemex Exploración y Producción (PEP) posee 40% de participación del contrato, mientras que la empresa privada tiene 60%, recordó el comisionado Sergio Pimentel.

 

BHP Billiton, primer socio de Pemex en el campo Trión

 

BHP Billiton Petróleo Operaciones de México ganó el primer lugar de la Cuarta Licitación de la Ronda Uno para ser socio de Pemex en el bloque Trión, por desempate con un pago de 624,000 millones de dólares (mdd).

Mientras que BP Exploration México obtuvo el segundo lugar con un pago en efectivo de 605,000 mdd.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), de las 15 empresas y consorcios precalificados en la licitación, sólo la australiana BHP Billiton Petróleo y la británica BP Exploration presentaron sus propuestas económicas y garantías de seriedad para participar.

Ambas empresas presentaron la misma oferta de garantía adicional por 4%, el máximo establecido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Chevron, Exxon, Inpex, Mitsubishi, Shell, Total, PC Caligari y Lukoil también estaban entre las empresas precalificadas para asociarse con Pemex.

 

¿Quién es BHP Billiton?

 

BHP Billiton opera una amplia gama de operaciones mineras en 25 países, incluyendo hierro, diamantes, manganeso, carbón, cobre, níquel, petróleo y bauxita. La fuerza de trabajo global es del orden de 40,000 personas.

La compañía minera más grande del mundo tiene actividades de exploración, desarrollo, producción y comercialización en más de una docena de países, con una posición importante en la zona de aguas profundas del Golfo de México, Estados Unidos y Australia.

Trión, el primer “farm-out” de Pemex

El bloque Trión será el primer “farm-out” de Pemex en toda su historia, es decir, un proyecto en el que la paraestatal mexicana puede asociarse con otras empresas para desarrollarlo, compartiendo de esta manera los riesgos financieros, tecnológicos y geológicos.

Además, los “farm-out” le permitirán a Pemex ganar en eficiencia al poder acceder al conocimiento y la tecnología más avanzada para realizar proyectos de gran complejidad.

Ubicado en el Cinturón Plegado Perdido en la parte mexicana del Golfo de México, el campo Trión fue descubierto en 2012 y gracias a los recursos destinados en los dos últimos años en la exploración de este desarrollo es posible estimar que sus reservas totales 3P son aproximadamente de 485 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Trión se encuentra a 40 kilómetros de la frontera con EU, a 200 kilómetros al este de Matamoros y se encuentra en aguas ultra profundas, es decir, a 2,500 metros de profundidad.

El director general de Pemex, José Antonio González, señaló que “éste es un día histórico” para la empresa productiva del Estado y para el país, y destacó que las cifras económicas mostradas en esta licitación son “muy impresionantes”, ya que se rebasaron las expectativas que se tenían.

En este sentido, explicó que rebasan los 1,000 mdd de inversión debido a que los montos ofrecidos se suman a una regalía base de 7.5%, entre otros factores económicos, lo que demuestra que “Pemex es un socio atractivo en el contexto de la reforma energética”.

Indicó que será a partir de 2017 cuando comiencen a registrarse las inversiones y se inicien operaciones, mientras que la primera perforación en conjunto se podría realizar hasta 2018.

“El siguiente paso es firmar el contrato, y eso debe hacerse en los siguientes 90 días”, precisó el directivo de la petrolera mexicana.

A su vez, en conferencia de prensa conjunta, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, destacó la importancia de esta licitación para Pemex y el país, y les felicitó por el paso histórico que se da en el sector energético.

El titular de la Secretaría de Energía (Sener) subrayó que BHP Billiton es una empresa con los elementos necesarios para este proyecto, ya que se trata de una empresa minera y petrolera, con experiencia en la extracción, y la fortaleza económica; además de que ya realiza realiza exploración de aguas profundas en el Golfo de México, pero del lado de Estados Unidos.

Por su parte, Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de Hacienda, indicó que de la oferta de 624,000 mdd de BHP Billiton, el 10% del monto en efectivo que ofreció el consorcio ganador deberá pagarse al Estado y 90% deberá destinarse a inversiones y gastos adicionales en favor de Pemex.

También dijo que con esta asociación el gobierno mexicano y Pemex recibirán 72.4% de las utilidades bajo circunstancias normales, el cual se incrementaría en caso del descubrimiento de un yacimiento importante.

La australiana BHP Billiton y Petróleos Mexicanos (Pemex) invertirán casi 600 millones de dólares adicionales en la caracterización de los recursos hidrocarburos del campo Trión, que es el contrato de farmout en aguas profundas más grande que se ha otorgado en el país. Sin embargo, tienen la posibilidad de aplazar de marzo de 2021 a diciembre de 2022 el arranque del desarrollo de este campo.  

En la 14 sesión ordinaria del órgano de gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) se aprobó una modificación para el plan de evaluación para este contrato ubicado en la provincia petrolera de Cinturón Plegado Perdido. Con ello se elevará de 114,020 millones de dólares a 710,34 millones de dólares la inversión destinada al campo para la evaluación de los recursos.  

El área contractual se ubica a 130 kilómetros de Matamoros, con una superficie de 1,285 kilómetros cuadrados y un tirante de agua de entre 990 y 2,400 kilómetros cuadrados.

El descubrimiento por parte de Pemex se realizó en diciembre de 2012 y posteriormente se delimitaron recursos y certificaron reservas totales (3P) con la validación de un tercero especializado de 485 millones de barriles de petróleo crudo equivalente mediante dos pozos delimitadores a partir de enero de 2014.  

Los trabajos se encuentran en la fase final de delimitación y evaluación del área rumbo al desarrollo del campo. El programa de evaluación culmina en el 1 de marzo del próximo año, con lo que BHP Billiton pretende ampliar este periodo hasta finales del 2022 para así poder comenzar el desarrollo del campo. Con esto, se comenzaría la procura de equipos que tardan hasta 24 meses en adquirirse.  

Hasta el momento solicitaron una prórroga de año y medio a la evaluación del campo, misma que fue desechada porque no contenía los elementos necesarios al no acreditar que las causas que motivaban su solicitud de prórroga no eran imputables al operador, pero se aclaró que se dejaron a salvo los derechos del contratista para solicitar una nueva prórroga. De esta forma, si llegan a marzo de 2021 sin haber recibido la extensión a la etapa de evaluación, podrán presentar información sobre los recursos del campo y también la declaratoria de comercialidad para arrancar el desarrollo. Si reciben la prórroga, comenzarán a extraer crudo de Trión a finales del 2022.   

Cabe recordar que para ganar este contrato, BHP otorgó a Pemex un bono en efectivo de 624 millones de dólares. Petróleos Mexicanos Exploración y Producción tiene 40% de participación en este proyecto, que originalmente se valuó en 11,000 millones de dólares.