Robotitus

Una nueva estrella cuyo brillo cambia constantemente ha sido descubierta, y es diferente a cualquier estrella de regulación que hayamos visto todavía. Se llama EPIC 249706694 o HD 139139, una estrella binaria ubicada a unos 350 años luz de distancia, y los astrónomos han identificado 28 caídas en su brillo. Si bien las bajas en la luz son casi iguales, también hay un problema: el tiempo entre ellas parece totalmente aleatorio. Típicamente, si el telescopio cazaplanetas Kepler viera una estrella regularmente atenuada, eso indicaría la presencia de un exoplaneta que pasa periódicamente entre la estrella y la Tierra. Pero los investigadores identificaron una estrella llamada EPIC 249706694 (HD 139139) que parece atenuarse al azar, y el equipo no ha podido encontrar una explicación para la observación extraña. Los hallazgos han sido publicados en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. El equipo formado por investigadores de Estados Unidos, Dinamarca y el Reino Unido notó que la curva de luz de esta estrella, la gráfica de su brillo a lo largo del tiempo, contenía caídas como si un planeta pasara frente a ella. Pero estas caídas, 28 durante la observación de 87 días, bien podrían haber sido producidas por un generador de números aleatorios. Los investigadores realizaron múltiples pruebas para confirmar que las caídas provenían de algo en el espacio, en lugar de alguna otra fuente potencial de error. Sus observaciones de seguimiento también demostraron que otra estrella cerca de su estrella objetivo parece estar unida gravitacionalmente a la primera. Entonces, ¿qué podría estar pasando aquí? En función de la frecuencia con que los planetas orbitan las estrellas y el espacio entre los planetas, los investigadores sugirieron que solo 13 de las caídas podrían provenir de planetas en órbita regular. Descartaron la posibilidad de que los planetas estuvieran orbitando tanto esta estrella como una estrella cercana.