El presidente López Obrador anunció que la pensión se aumentará gradualmente a fin de que a principios del 2024 los adultos mayores reciban 6,000 pesos bimestrales; los cambios comenzarán en julio

Expansión Política 

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este domingo medidas para fortalecer el programa de pensiones de adultos mayores, mediante las cuales buscará que en 2024 cada beneficiario reciba 6,000 pesos bimestrales.

Durante el evento conmemorativo del 15 Aniversario del Natalicio de Benito Juárez García, el presidente dio a conocer que a partir de julio, la pensión universal para adultos mayores se entregará a partir de los 65 años y no a los 68 como se venía haciendo. Además, de que se incrementará gradualmente hasta llegar la doble al inicio de 2024.

Los aumentos, detalló, también comenzarán en julio con 15%, mientras que en enero de 2022, 2023 y 2024 el incremento anual será del 20% anual, más inflación, “hasta llegar a 6,000 bimestrales”.

Hasta hoy, la pensión para adultos mayores solo se da a las personas de más 68 años y más y solo a los indígenas se les daba a partir de los 65. Cada dos meses los adultos reciben 2,550 pesos.

Desde Guelatao, Oaxaca el presidente destacó que esta decisión implicará un aumento del presupuesto anual de la pensión de adultos mayores de 135,000 millones de pesos (mdp) a 240,000 mdp en 2022, a 300,000 mdp en 2023 y a 370,000 en 2024, esto último representa un aumento de más del 170% a lo que se destina este año al programa universal.

“De esta manera se beneficiaran a 10 millones 300,000 adultos mayores. Estos recurso saldrán del presupuesto publico, sin aumentar la deuda, ni los impuestos y sin gasolinazos, es básicamente lo obtenido por ahorros de la austeridad republicana juarista”, expresó el presidente.

Explicó que las medidas se deben a que recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que las pensiones de las y los jubilados y adultos mayores del país deben seguir calculándose con base en la Unidad de Medida y Actualización (UMA) y no en el salario mínimo.

Por ello, el plan para fortalecer la pensión del adulto mayor contempla también la actualización de la UMA conforme a la inflación anual y el incremento continuo del salario mínimo.

El mandatario resaltó que el derecho de los adultos mayores a recibir la pensión universal está elevado a rango constitucional por lo que “esté quien esté en el gobierno, el presupuesto para los adultos mayores no podrá disminuir de un año a otro”.

López Obrador explicó que actualmente el salario mínimo ha crecido ya 44% en términos reales, mientras que la UMA se ha reducido en un 58% en relación con el salario mínimo, pues una UMA es equivalente a 89.62 pesos, comparada con 141.70 pesos del salario mínimo, y resaltó, que si se toma en cuenta el salario mínimo en la frontera que es de 213.39 pesos, la diferencia es aún mayor, pues se eleva a 138%.

El anuncio del presidente se hace, en medio del proceso electoral y luego de también adelantar la entrega de dos bimestres de pensión ante el inicio de las campañas que culminarán en la jornada electoral del 6 de junio,mismo que la oposición ha considerado que tienen tintes electorales.