Dulce Gómez/ @dulcgomez

La pequeña Yatziri, quien en agosto pasado fue internada en el hospital de La Margarita, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), debido a un severo maltrato físico, no quiso recibir a su madre, a pesar de que el Gobierno del Estado ya había autorizado dicha visita.

En conferencia de prensa, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, relató que minutos antes de la visita de la madre, la niña de siete años fue notificada, sin embargo registró diversas alteraciones.

“Cuando le avisaron a Yatziri que su mamá iba a verla no quiso recibirla, tuvo reacciones de alteración de muchas de sus síntomas y rechazó recibirla, pero de parte del Gobierno del Estado cumplimos la palabra de gestionar esa visita que estaba siendo solicitada por la madre, familiares e interesadas en apoyar esta causa”, agregó.

El titular del Ejecutivo Estatal puntualizó que dicha visita fue autorizada, debido a la solicitud –que desde el penal de San Miguel- hizo la madre la administración estatal, incluso acompañada de activistas.

“Es importante decir que, el día de ayer (miércoles) después de gestiones que se llevaron a cabo, de parte la madre de Yatziri, se determinó una visita de cuatro horas, pero los médicos y la FGE con psicólogos advirtieron de algunos problemas”, relató el gobernador poblano.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Salud en el estado, Antonio Martínez García, añadió que la pequeña continúa con aseos quirúrgicos, aunque su estado aún se reporta como grave.

“Estamos en contacto con los colegas de la margarita, Yaz sigue con los aseos quirúrgicos, hoy le iniciaron una dieta especial, dieta elemental y la toleró pero la siguen reportando como grave”, concluyó.