Dulce Gómez/ @dulcgomez

El Gobierno del Estado presentó dos denuncias, una ante la Fiscalía General del Estado (FGE) y otra ante la delegación de la Fiscalía General de la República (FGR), para que se investigue el caso del bebé prematuro que fue declarado sin vida por médicos del Hospital La Margarita, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Fue el 21 de octubre cuando al padre se le pidió reconocer el cuerpo de su hijo, quien permanecía en el mortuorio de este nosocomio, sin embargo, al acercarse el progenitor y personal de la funeraria contratada se percataron que el pequeño lloraba y se movía.

En este sentido, casi de manera inmediata el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, informó que intervendría en el caso. En tanto, este jueves por la mañana, en su tradicional conferencia de prensa matutina abundó que, a través de la Dirección Jurídica de la Secretaría de Salud, ya se presentaron dos denuncias penales, a fin de que se investiguen los hechos.

“Respecto al niño que fue declarado muerto y después se encontró que estaba vivo. Es un asunto del IMSS; nosotros, a pesar de eso, a través de la Dirección Jurídica de la Secretaría de Salud presentamos denuncias penales ante la FGE y ante la Delegación de la FGR, para que se investiguen los hechos, se determinen responsabilidades, si hay delitos cometidos o negligencia médica, todas las faltas en las que se pudieran incurrir”, detalló.

En este tenor, el mandatario estatal apuntó que no dejará pasar por alto los hechos ocurridos en este hospital del IMSS.

“No vamos a dejar que eso se quede sin sanción, son hechos que ocurrieron en el estado de Puebla más allá de que se hayan dado en un hospital del IMSS, por eso las dos denuncias”, finalizó.