El sospechoso del ataque era un estudiante, quien intentó suicidarse tras estos hechos

AFP

Un adolescente mató a dos compañeros e hirió a otros tres este jueves, en el día de su cumpleaños 16 en una escuela secundaria al norte de Los Ángeles, antes de dispararse a sí mismo y ser detenido todavía vivo. De las cinco víctimas, cuatro fueron hospitalizadas en “estado crítico” inmediatamente después del ataque contra la escuela secundaria Saugus en la ciudad de Santa Clarita, pero dos de ellas, una joven de 16 años y otro de 14, murieron a consecuencia de sus heridas en el hospital.

El sospechoso, un estudiante de secundaria de 15 años, había huido tras disparar en el centro educativo, al que asisten unos 2.400 alumnos. Fue encontrado por la policía aproximadamente una hora después entre los heridos que habían sido evacuados. Hemos arrestado al sospechoso y lo están tratando en un hospital local, un estudiante, un niño de dieciséis años” y asiático, dijo el sheriff del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva a la cadena CBS. Testigos y videos de cámaras de vigilancia permitieron identificar al sospechoso, que de hecho estaba “entre las primeras personas que habían sido evacuadas a hospitales locales”, añadió el sheriff. El funcionario no añadió nada acerca de su condición de salud o el tipo de heridas que sufría, pero dijo que era posible que el adolescente hubiera intentado suicidarse después de su actuación. “Ningún policía es responsable (…) Parece ser el propio estudiante”, dijo Villanueva. Antes del anuncio de la detención, medios locales habían informado que el joven atacante se había suicidado, citando fuentes de la policía.