Un hombre de 46 años de edad, señalado de extremista racial, el principal responsable del tiroteo

Huffignton Post

Autoridades locales de Pittsburgh, Pensilvania, reportaron la muerte de al menos 11 personas y seis heridas a manos de un tirador activo al interior de una sinagoga llamada “El árbol de la Vida” durante un servicio religioso. Un “hombre blanco grande y con barba” está detenido por su posible vinculación al hecho, dijo la cadena de televisión KDKA citando fuentes policiales, que aseguraron que un sujeto armado entró a la sinagoga y gritó “todos los judíos deben morir”. Policías que respondieron al atacante “recibieron disparos” y tres oficiales resultaron heridos, dijo la KDKA; sin embargo, no está claro si ellos están entre los 12 heridos, de acuerdo con Reuters. El portavoz de la policía informó a medios locales que el sospechoso del tiroteo fue detenido. Según la cadena NBC, el detenido es Rob Bowers, de 46 años de edad, quien iba armado con un rifle semiautomático AR-15 además de varias pistolas. El sospechoso del tiroteo está bajo custodia. Tenemos muchas víctimas dentro de la sinagoga, tres oficiales han sido afectados”.

El gobernador de Pensilvania confirmó que se trató de una “situación seria” y pidió a la ciudadanía alejarse del área de la sinagoga de Pittsburgh, indicó CNN. La sinagoga estaba celebrando un servicio religioso que comenzó a las 9:45 hora local (8:45 horas, tiempo de la Ciudad de México), según el sitio web de la organización. El presidente Donald Trump lamentó los hechos y señaló que la gente del área debe permanecer resguardada. Estoy mirando los eventos que se desarrollan en Pittsburgh, Pennsylvania. Las fuerzas de seguridad están en la escena. Las personas en el área de Squirrel Hill deben permanecer refugiadas. Parece que múltiples muertes. Cuidado con el tirador activo. ¡Dios bendiga a todos!”. Se trata del último incidente de tiroteo en Estados Unidos, donde las armas de fuego están vinculadas a más de 30 mil muertes anuales.