La justicia turca acusa a los reporteros de apoyar al Partido de los Trabajadores del Kurdistán

Infobae

 En un nuevo golpe a la libertad de prensa en Turquía, un tribunal ha dictado múltiples penas de cárcel para editores y periodistas del ahora extinto diario pro-kurdo Ozgur Gundem, acusado de difundir “propaganda terrorista”. Siete personas, incluidos los editores en jefe del periódico Eren Keskin y Huseyin Aykol, recibieron sentencias que van de 15 a 45 meses en prisión, denunció el periódico en su cuenta de Twitter. Un total de 24 personas de ese diario aparecieron en la audiencia del martes, pero solo siete fueron condenadas por “diseminar propaganda terrorista”, según el sitio web de libertad de prensa P24. El periódico fue acusado de hacer propaganda a favor del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha librado una insurgencia contra el estado turco desde 1984. En agosto de 2016 fue cerrado permanentemente luego de un intento de golpe de Estado por parte de los opositores del presidente Recep Tayyip Erdogan.

“No creo que haya cometido un crimen. No creo que la expresión de un pensamiento sea un crimen. Solicito mi absolución”, indicó Keskin a la corte. De acuerdo a P24, en la actualidad, al menos 146 periodistas están presos en Turquía, la mayoría de ellos detenidos bajo el estado de emergencia impuesto después del intento de golpe. Turquía ocupa el puesto número 157 en el mundo en libertad de prensa por Reporteros sin Fronteras, que dice que el gobierno ha tomado cada vez más el control de los medios de comunicación y es el mayor encarcelador de periodistas profesionales del mundo. Semanas atrás, el periodista opositor Yavuz Selim Demirag fue hospitalizado después de ser brutalmente agredido a la salida de su casa, en Ankara. El columnista del diario “Yenicag” fue golpeado con bates de béisbol por unas cinco o seis personas después de su presentación el viernes 10 de mayo en un programa televisivo. Se desconocen los motivos del ataque pero ocurrió en medio de las tensiones generadas por la decisión de la máxima autoridad electoral de cancelar los resultados de los comicios municipales del 31 de marzo por la alcaldía de Estambul, ganada por la oposición. La autoridad ordenó una nueva votación para el 23 de junio