Infobae

El Departamento de Justicia de EEUU acusó al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, de violar la Ley de Espionaje de ese país, debido a la publicación de archivos militares y diplomáticos en 2010, rechazando su afirmación de que es periodista. Estados Unidos presentó 18 nuevos cargos, entre los que responsabiliza a Assange de haber puesto en peligro a algunas de sus fuentes con la publicación en 2010 de unos 750.000 documentos militares y diplomáticos De acuerdo con un artículo del New York Times, las acusaciones de la fiscalía plantean profundos problemas en relación a los derechos contemplados por la Primera Enmienda. Los nuevos cargos amplían significativamente las acusaciones que hasta el momento pesaban sobre Assange, que consistían en asociación delictiva con la ex analistas de Inteligencia del Ejército Chelsea Manning, en una conspiración para descifrar la contraseña de una computadora del Departamento de Defensa.

 La nueva acta de acusación señala que Assange conspiró con Manning para obtener y divulgar documentos confidenciales de defensa nacional, incluidos cables y reportes del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán. Dice que sus acciones representaron un “riesgo muy grave” para Estados Unidos. Actualmente, los abogados de Assange se encuentran en una pelea judicial para evitar su extradición a los Estados Unidos, mientras que Manning quien fue condenada en un juicio en 2013 por filtrar registros. “Assange, WikiLeaks y Manning compartían el objetivo de subvertir las restricciones legales sobre la información clasificada y de difundirla públicamente”, dice la acusación presentada hace unos días. La decisión del Departamento de Justicia sobre la violación de la Ley de Espionaje marca una dramática escalada del gobierno del presidente Donald Trump contra las filtraciones de información clasificada.