Autoridades federales reportan un avance de 42% de recuperación en los dos mil 340 inmuebles que registraron algún nivel de deterioro estructural tras los sismos de 2017

Excélsior

A dos años de los sismos de septiembre de 2017, las autoridades culturales observan pendientes importantes en el rescate del patrimonio histórico en Morelos, Guerrero, Puebla, Oaxaca, Chiapas y la Ciudad de México, por lo que estos trabajos no concluirán en 2020, sino en 2021. Algunas de estas complejidades prevalecen en el Centro Scop, la parroquia de Nuestra Señora de Los Ángeles, colonia Guerrero; el Templo de la Santa Veracruz del Centro Histórico y el conjunto de 14 conventos ubicados en las faldas del Popocatépetl, declarados Patrimonio de la Humanidad. Según la Secretaría de Cultura federal (SC), los trabajos de recuperación registran un avance de 42% en los dos mil 340 inmuebles que registraron algún nivel de deterioro tras los sismos de 2017, así como la recuperación de 25 zonas arqueológicas de las 42 afectadas.

Al respecto, Salvador Camarena, coordinador operativo de la Oficina de Sismos del INAH, dijo a Excélsior que en el caso de los edificios religiosos de los siglos XVI al XVIII “a dos años de trabajo tenemos 990 templos recuperados, lo que representa 46% del total, así como 578 inmuebles en ejecución de obra y 750 en estudio”. Arturo Balandrano, titular de Sitios y Monumentos de la SC y coordinador del Programa Nacional de Reconstrucción (PNR), abordó los pendientes para 2020 y 2021 que se incluirán en el PNR. “Hay una variedad amplia de casas de cultura, museos comunitarios y vivienda histórica que es utilizada como habitación, y un número importante de edificios civiles, oficinas públicas y pequeños teatros”, los cuales quedaron fuera porque dichas solicitudes no integraron los expedientes completos y no fue posible dictaminarlos. Y recordó que el compromiso del gobierno terminará cuando se cumpla con la recuperación de todos los bienes culturales afectados. “Creemos que podemos hacer la culminación del grueso mayor en el año que viene y dejar sólo para 2021 los casos más complicados”, dijo.