EFE

El Museo Metropolitano de Nueva York (Met) abrió este viernes al público la nueva escultura de su azotea, que renueva todos los años y que en esta ocasión se trata de una imaginativa pieza diseñada por el artista estadounidense Alex Da Corte, en la que mezcla la estética moderna inspirada en los móviles de Alexander Calder con el popular personaje de “Sesame Street” Big Bird.

Titulada “As Long as the Sun Lasts” (Mientras dure el sol), la colorida escultura cinética de casi 8 metros de altura, colocada frente a la silueta de los rascacielos de Manhattan, fusiona el elemento del arte de élite con la cultura popular, y representa tanto la nostalgia de los recuerdos de la infancia como la novedad de la reinterpretación.

“El trabajo audaz de Alex Da Corte (…) oscila entre la alegría y la melancolía, y trae un bromista mensaje de optimismo y reflexión”, explica en un comunicado el director del Met, Max Hollein, que recuerda que el artista comenzó a trabajar en la obra justo cuando comenzaba la pandemia.

“Cuando la escultura rota suavemente con el viento, nos llama a hacer una pausa y reflexionar: nos recuerda que la estabilidad es un espejismo, pero básicamente lo que vemos es un mensaje de convicción en el poder de transformación”, agrega.

El protagonista indiscutible de la pieza, que podrá verse hasta el 31 de octubre, es el querido personaje de Abelardo, del programa infantil “Plaza Sésamo”, que es conocido por su vistoso plumaje amarillo, pero que en esta ocasión se presenta en un azul claro en homenaje a la versión brasileña, llamada Garibaldo, con el que se familiarizó Da Corte durante los años de su infancia, que pasó en Venezuela.

Garibaldo, sentado en solitario con semblante introspectivo y mirando hacia el paisaje que forman los altos edificios de la Gran Manzana, está cubierto de 7.000 plumas de aluminio cortadas con láser.

El color azul del pájaro no sólo elude a la infancia de Da Corte (Nueva Jersey, 1980), sino que recuerda la película “Sesame Street Presents: Follow That Bird”, en la que Big Bird es raptado y pintado de azul.

La obra forma parte del Programa del Jardín de la Azotea del Met, establecido en 2013 y con el que, cada primavera, se inaugura una escultura de grandes dimensiones que permanece ahí hasta que llega el frío del otoño, y que normalmente interactúa con las imponentes vistas de la terraza, desde donde se pueden ver los jardines del Central Park y, de fondo, los característicos edificios de Manhattan.