Surge inconformidad, tras el desalojo con violencia a uno de sus trabajadores: “MACO es de los artistas y de la comunidad”

Odemaris González

Después de que aparentemente uno de los trabajadores del Museo de Arte contemporáneo en Oaxaca fuera desalojado con uso de violencia mientras se encontraba realizando el cierre del recinto la madrugada del pasado sábado, parte de los trabajadores se han manifestado, exigiendo modificaciones que los beneficien.

El mensaje que compartió el MACO en la red social de Facebook fue el siguiente: “Convocamos a toda la comunidad oaxaqueña y artística que se unan a nuestra demanda como trabajadores del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) para generar ideas y acciones”. 

Los 19 trabajadores dañados tras el cierre del museo, agrupados en Amigos del Maco, A. C., describen la situación legal y acciones que tomarán para poder dar garantía a sus derechos, debido a que llevan casi un año sin recibir salario, siendo la deuda por parte del museo de 2 millones de pesos, además de las deudas a los proveedores; con una auditoría interna anunciada por la asociación y tener las puertas cerradas de manera temporal.

Como respuesta y agregados a la causa, los empleados, en la tarde del 11 de abril, asistieron a las afueras del conocido sitio Casa de Cortés, para protestar de manera pacífica. 

“El museo no es del gobierno, no es de los Amigos del Maco, no es de los trabajadores, es de la comunidad”, citaba una pancarta puesta en uno de los muros del lugar.

Citando otra manta colgada, pero esta vez de color negro, con el mensaje: “El museo es de los artistas y de la comunidad, no de caciques”,  declarando que estaban haciendo público el adeudo de  MACO a sus trabajadores, que no han pagado dicha deuda.