Dicha penalización podría ser económica o incluso con cárcel

Jesús Lemus

Los padres que no apoyen a las mujeres embarazadas podrían recibir sanciones de cárcel o económicas, mencionó la presidenta de la Comisión de Procuración de Justicia del Congreso del Estado, María del Carmen Cabrera Camacho. La también diputada local del PT señaló que lo anterior forma parte del análisis que se tiene por la iniciativa del PRI, que plantea reducir las penas por aborto en Puebla, de un año a 6 meses, o de 300 a 100 días de trabajo comunitario. Puntualizó que, a raíz de la reforma al Código Penal planteada por el PRI, han llegado una serie de solicitudes para sancionar a los hombres irresponsables, que huyen al momento de conocer que sus parejas están embarazadas.

La diputada petista dijo que existen muchos factores para que las mujeres aborten, como puede ser el abandono de los padres. Indicó que las mujeres se sienten vulneradas, luego de no recibir el apoyo de los padres, por eso deciden abortar, provocando que en los últimos diez años haya 73 casos de mujeres que interrumpieron el embarazo en el estado de Puebla. “Me han presentado solicitudes donde queda el posicionamiento de los hombres. Habrá que estudiar la vertiente, porque muchas mujeres toman la decisión de no tener al bebé por el abandono de la pareja”, planteó la diputada petista. Cabe señalar que en la misma Comisión Permanente del Poder Legislativo se informó que Ema Peralta Juárez llegó al Tribunal Superior de Justicia (TSJ), en sustitución de Ricardo Velázquez, quien asumió la Consejería Jurídica del gobierno estatal.