Eduardo Sánchez

 El pasado 8 de abril, la Secretaría de Gobernación notificó al Gobierno de Puebla sobre la activación de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) en 50 municipios del estado, una acción que se buscaba desde 2016, pero que había sido bloqueada por anteriores administraciones. De acuerdo con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), la AVGM es un mecanismo en el que se busca proteger los derechos de las mujeres para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) ha referido que en el estado al menos 1.5 millones de mujeres han estado expuestas a actos de violencia y discriminatorios alguna vez en su vida. Es decir, seis de cada 10 mujeres que tienen 15 años o más han experimentado violencia de cualquier tipo. De esta cifra, el 44.3 por ciento de las mujeres ha enfrentado alguna clase de agresión o maltrato mientras se encontraba en una relación sentimental. Puebla tiene 6 millones 168 mil 883 habitantes, de los cuales 3 millones 225 mil 206 son mujeres. La activación en los 50 municipios es fundamental para las acciones de erradicación ya que estas comunas concentran al 71 por ciento de la población total de mujeres en la entidad.

BLOQUEO DE LA AVGM

 En 2009, la entidad poblana se encontraba en séptimo lugar nacional en violencia de género, en ese entonces, la integrante de la Secretaría de la Comisión de Equidad y Género en el Congreso de la Unión, Blanca Jiménez Hernández, daba un veredicto sobre el tema, argumentando que no existían índices graves para atender la problemática. En 2012 se presentó un repunte en los casos de homicidios contra mujeres a nivel nacional, mientras que en Puebla la cifra se encuentra a la baja y, para fin de año, se decidió tipificar el delito de feminicidio, pero un año después, este tipo de casos tuvo un repunte del 89 por ciento. Los casos han ido a la alza, aunque la entidad se ha mantenido por debajo de la media nacional.

El Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) recopiló un total de 50 casos en 2015 y, para 2016, la cifra aumentó en un 61 por ciento, es decir, llegó a los 81 casos. Cabe mencionar que las cifras de la organización no gubernamental (ONG) difieren de las presentadas por la Fiscalía General del Estado (FGE), éstas últimas reportaron 37 casos en 2015 y 56 en 2016, cifras que hacen gran diferencia en el recopilado del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp). El 30 de marzo de 2016, la organización Todos para Todos, A.C., presentó ante la Secretaría Ejecutiva una solicitud para activar la alerta en la entidad, sin embargo, el 6 de julio de 2017, la Secretaría de Gobernación determinó no emitirla, pero se logró un amparo. Por si fuera poco, en todo 2017, el Sesnsp reportó en el estado un total de 5 mil 887 llamadas de emergencia por incidentes de violencia hacia las mujeres. En desglose se reportaron 48 llamadas por incidentes de abuso sexual; otras 57 quejas por acoso u hostigamiento sexual, y 49 relacionadas con el delito de violación, mientras que 3 mil 200 fueron por violencia de pareja y 17 mil 798 por violencia intrafamiliar. El estado de Puebla es la entidad con el índice más alto de violencia física y sexual contra mujeres casadas o que viven con su pareja en el país. Desde 2015, a nivel nacional sólo 13 estados han activado la alerta de género: Estado de México, Michoacán, Morelos, Chiapas, Nuevo León, Veracruz, Sinaloa, Colima San Luis Potosí, Guerrero, Quintana Roo, Nayarit y Veracruz. Mientras que las entidades que no la han activado por elementos insuficientes son: Guanajuato, Baja California, Querétaro, Sonora, Tabasco, Tlaxcala y Puebla, en este último caso la solicitud fue negada en 2017. Para 2017, Puebla aún se encontraba en el lugar nacional número 12 por violencia de género y, de acuerdo con datos de las secretarías de Gobierno, en promedio, pasan tres años para que un estado apruebe la AVG. En materia de violencia política contra mujeres, también se presenta un rezago ya que se carecen de mecanismos de prevención y erradicación, así como de una ley que castigue a los agresores. Esto ha colocado al estado en los primeros lugares de violencia. Bajo este marco, sólo hay tres estados en todo el país que no cuentan con una legislación en materia de violencia política, estos son Puebla, Guerrero e Hidalgo según información de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

 Ahora, con la activación de la AVGM, el Gobierno del Estado deberá asignar los recursos presupuestales, humanos y materiales necesarios para hacer frente a la contingencia de violencia. Seis meses posteriores a la declaratoria se tendrá que informar a la Secretaría de Gobernación, a través de la Conavim, sobre las acciones realizadas para el cumplimiento de las medidas de seguridad, prevención y justicia establecidas en el documento. Entre las acciones más destacables se encuentra la profesionalización y capacitación en materia de derechos fundamentales a los servidores públicos encargados de las áreas de procuración de justicia y seguridad pública.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.