La reunión que sostuvieron Jorge Estefan Chidiac y Enrique Doger generó diversas lecturas a propios y extraños; por una parte, es sabido que serán la fórmula que compita a la gubernatura y alcaldía de Puebla, sin embargo, también se dice que Enrique Doger no acepta tal decisión, misma que no proviene más que del candidato presidencial, José Antonio Meade.


La decisión se ha postergado por diversas razones, entre ellas la mencionada anteriormente, además del conflicto que se originó en Chiapas con el intento de imposición de Roberto Albores Gleason como candidato a gobernador.


Y la razón más conocida por el priismo aldeano poblano, para el CEN están primero los acuerdos cupulares del Presiente con Moreno Valle que ganar la entidad para el PRI.
El ex gobernador ha resultado un aliado útil para los intereses de Peña Nieto; en consecuencia se vio el cariño del inquilino de Los Pinos con obras, recursos extraordinarios y protección política en el Congreso de la Unión, por mencionar algunas. Amor con amor se paga.
Lamentablemente, para quien sea el candidato a gobernador por el PRI, el panorama es fúnebre.