Eduardo Sánchez

Guillermo López Mayo, líder del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla (Suntuap), fue señalado por el delito de fraude, luego de presuntamente vender terrenos en la colonia Vaquerías a trabajadores jubilados de la máxima casa de estudios. De acuerdo con los agraviados, en 2017 y 2018, cada uno dio un pago de 80 mil pesos para obtener la propiedad de algunos predios que pertenecían al sindicato y que son otorgados a integrantes del gremio. Fue desde 1982, por acuerdo de la Asamblea General del Sindicato, que se manda al entonces secretario general a realizar trámites legales para comprar terrenos para jubilados BUAP y construir casas. Un año después, en 1983, se firma minuta de compra-venta de terrenos (cuotas de los trabajadores y Gobierno Federal). El año pasado y, tras haber cobrado una cuota, Mayo debió entregar las propiedades, pero esto no sucedió.

ETERNO LÍDER SINDICAL

En 1995, Guillermo López Mayo se nombra sólo secretario general del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla, el trabajador universitario ha sesgado el camino para que otros busquen dirigir el sindicato, así como ha tratado de unir a la universidad con algún partido político, violando la autonomía de la máxima casa de estudios. En 2011 y, en la búsqueda por la reelección con planilla única, López Mayo rechazó la postulación de Miguel Damián Huato, quien declaró que el grupo era llevado a su autodestrucción por la concentración de poder.

En ese tiempo, se sabía de los terrenos en propiedad del sindicato ubicados en la colonia Vaqueritas, para el programa de vivienda de los agremiados, mismos que abarcan alrededor de 345 lotes. De acuerdo con algunos trabajadores, más de la mitad de las propiedades habían sido entregadas de manera discrecional a los allegados de Guillermo López. De acuerdo con el expediente con el Número de Atención Temprana (NAUT), 4374/2019/UAT-04, Carreón Olivas, jubilada del área de Enfermería del Hospital Universitario de Puebla (HUP), habría pagado los 80 mil pesos por un terreno ubicado en esta zona. Fuentes al interior del grupo sindical han declarado a esta casa editorial que dichos lotes se han vendido en varios millones de pesos y existe presión a jubilados que estén en situaciones extremas para que vendan a bajo costo sus propiedades y después poder revenderlos.

Aunado a esto, el lugar está custodiado por dos personas o más que agreden a cualquier persona que acuda a dichos terrenos. Es importante mencionar que, López Mayo declaró la existencia de sólo tres hectáreas, aunque algunos agremiados han declarado que en realidad son 12. Por si no fuera poco, se sabe que presuntamente también recibe la renta de unos terrenos para futbol, por lo que los sindicalizados se preguntan qué le hace al dinero que obtiene con el lucro de los terrenos, mismos con los que ha beneficiado a los afiliados a su sindicato.

INSEN Y LA POLÍTICA

Guillermo López Mayo, durante su mandato, ha buscado traer las viejas prácticas a la universidad sobre la relación Universidad-Partido, una idea que comparte con su compañero, el diputado federal por Morena, Eudoxio Morales Flores. Cabe destacar que el líder sindical también forma parte del “Frente de Universitarios en Lucha”, mejor conocido como el “Club INSEN”, integrado por Eudoxio Morales, Nicéforo Rodríguez Gaytán, quien tiene seguidores en el grupo de Jubilados de la BUAP, así como a Luis Ortega Morales, ex candidato a rector a principios de los años ochenta, ex marxista-leninista y recién jubilado.