Por: Lizbeh Pérez Cortés

El pasado martes 29 de enero un menor de 13 de edad murió ahogado al intentar recatar a su perro que había caído a la cisterna de su casa, ubicada en la Prolongación de la 11 sur San Andrés Azumiatla.

Las autoridades de la Secretaria de Seguridad Publica y Transito Municipal llegaron al lugar de los echos donde encontraron a los padres del menor, quienes ya habían logrado sacar a su hijo de la cisterna. La ambulancia del Servicios de Urgencias Medicas Avanzadas llego al lugar para brindar las atenciones necesarias al niño y a sus familiares, pero único que pudieron hacer fue confirmar el fallecimiento del menor.