Univision

La matanza se hizo usando helicópteros, desde los cuales hombres armados disparaban a los animales que viven en una zona muy árida del sur del país afectados por una fuerte sequía y voraces incendios. Desde helicópteros, hombres armados dispararon y mataron a más de 5,000 camellos en una operación de cinco días para evitar que los animales, que se mueven sedientos en busca de agua por la ola de incendios en Australia, llegaran a las comunidades aborígenes. La matanza, llevada a cabo en la región de Anangu Pitjantjatjara Yankunytjatjara (APY), una zona árida del sur de Australia donde viven unos 2,300 aborígenes, terminó este domingo según indicó este martes el director general de APY, Richard King. Los aborígenes del Estado de Australia del Sur advirtieron de la existencia de grandes rebaños de camellos que se acercaban hacia las localidades rurales buscando agua y comida, en medio de una ola de calor sin precedentes. ¿Por qué la matanza? Las autoridades de APY dicen que los animales ponían en peligro la poca comida y agua disponibles en la zona y amenazaban las infraestructuras y a los conductores.