El atacante tiene 21 años y se encuentra bajo custodia. El presidente Donald Trump condenó el “terrible” incidente

Infobae

Veinte muertos y 26 heridos dejó el tiroteo este sábado en un centro comercial de El Paso, Texas, dijeron autoridades de este estado del sur de Estados Unidos, que investigan el incidente como un “posible crimen de odio”. “Veinte personas inocentes de El Paso perdieron la vida”, dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott, en una rueda de prensa. “Un día que para alguien habría sido normal ir tranquilamente de compras se convirtió en uno de los días más mortíferos de la historia de Texas”, agregó. Por su parte, Greg Allen, jefe de la policía de El Paso, en la frontera con México, precisó que los heridos son 26 y confirmó que el sospechoso es “un hombre blanco de 21 años”, quien está bajo custodia. Asimismo, Allen advirtió que fue hallado “un manifiesto de este individuo que indica, en cierta medida, un posible vínculo con un crimen de odio”. El tiroteo, que se produjo tras otros dos similares durante la última semana, comenzó a media mañana cerca de un local de la tienda Walmart, provocando pánico en la zona comercial más grande de la ciudad, repleta por el fin de semana. Robert Gomez, sargento y portavoz del Departamento de Policía de El Paso, dijo a la prensa que “solo una persona fue detenida”. Según el gobernador adjunto de Texas, Dan Patrick, el sospechoso es un hombre de 21 años, y medios locales lo identificaron como Patrick Crusius, que vive en el área de Dallas.