El último reporte de la OMS es de 10.4 millones de casos y más de 512,000 muertos

 

OMS y Agencias

 

El nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad conocida como Covid-19, continúa extendiéndose por el planeta y ya ha infectado a más de 10.4 millones de personas en todo el mundo, mientras que la cifra global de decesos rebasa los 512,000 y la de los recuperados supera los 5.3 millones de personas.

El país más afectado es Estados Unidos, con más de 2.6 millones de contagios y más de 127,000 fallecimientos, seguido de Brasil, que ha rebasado el millón de casos y los 59,500 muertos, y de Rusia, donde se registran ya más de 650,000 infectados, y su cifra de fallecidos alcanza las 9,500 personas.

Por debajo se sitúan India, con más de 585,000 contagios, y el Reino Unido, donde ya hay más de 314,000 infectados.

Perú, Chile, España e Italia rondan los 250,000 casos, al tiempo que Irán, México, Paquistán, Turquía, Alemania y Arabia Saudí están en torno a los 200,000 casos.

Por encima de los cien mil contagios están Francia, Sudáfrica , Bangladesh y Canadá, mientras que China, el epicentro original de la pandemia en diciembre de 2019, contabiliza oficialmente 83,000 infectados.

 

La mitad de la población mundial ha sido confinada

 

Como resultado de la expansión del virus, más de la mitad de la población mundial ha sido sometida a algún tipo de confinamiento, se ha impuesto el distanciamiento social y los desplazamientos han quedado paralizados, al igual que la actividad económica, provocando una grave recisión por todo el planeta

En cualquier caso, Europa parece haber superado la fase crítica de la epidemia y ha iniciado un proceso gradual de desescalada, al igual que varios países de Asia y de Oceanía. El foco principal de la pandemia se sitúa ahora en América, donde los contagios siguen creciendo de forma sostenida.

 

Europa

 

El Reino Unido es el país de Europa con mayor número de fallecidos y el tercero del mundo. Mientras otros países decretaban el confinamiento, el Gobierno apostó apostar por una estrategia basada en la inmunidad de grupo y no ordenó el aislamiento hasta el 23 de marzo.

Francia es el tercer país de Europa con más muertos con coronavirus, al registrar 29.861 fallecidos, con más de 165.000 casos. En confinamiento desde el 17 de marzo, el 11 de mayo empezó a levantar las restricciones, pero mantendrá la emergencia sanitaria hasta el 10 de julio.

Rusia ha dado cuenta de más de 653,000 contagios, lo que le convierte en el país con más casos de Europa y en el tercero del mundo, a pesar de que las autoridades aseguraron tener bajo control la expansión del coronavirus. Sin embargo, solo ha reportado 9.500 muertes, una de las tasas más bajas de letalidad del virus en el mundo, lo que ha llevado a que la Organización Mundial de la Salud cuestione sus cifras. 

América

Estados Unidos es el país más afectado del mundo, con más de 2.6 millones de contagios y más de 127,000 muertes. La Administración Trump ha implantado diversas medidas para frenar el virus: suspendió los vuelos procedentes de Europa durante un mes, declaró la emergencia nacional y ha llegado a suprimir temporalmente los permisos de residencia y determinados visados para trabajadores extranjeros.

En Canadá, aunque el azote de la pandemia ha sido menos acusado que en su vecino, los contagios ya han superado el umbral de los cien mil casos, si bien solo tiene que lamentar unas 8.600 muertes, la mayoría vinculadas a residencias de ancianos, donde las autoridades de Quebec y Ontario tuviero que recurirr al Ejército.

El Covid-19 también se ha propagado por América Latina, a un ritmo especialmente rápido entre mayo y junio, lo que ha llevado a la OMS a situar al continente como el nuevo epicentro mundial de la pandemia. La situación se agrava en un continente lastrado por la pobreza, la falta de recursos y que se acerca al invierno.

 

Brasil

 

El país más extenso, Brasil, es también el más afectado y el segundo país del mundo con más casos y muertes; tanto es así que puntualmente ha llegado a superar a Estados Unidos en el número de muertes diarias y es el segundo del planeta en superar el millón de casos. Su presidente, Jair Bolsonaro, ha optado por minimizar los efectos de la pandemia y animar a la gente a seguir trabajando, en contra del criterio y el discurso de sus colaboradores, como el ministro de Sanidad, médico y militar de gran prestigio en el país por su labor en la crisis, que fue destituido. Su sustituto dimitió un mes después de ser nombrado y el nuevo titular de Sanidad es un general.

 

México, en complicada situación

 

También vive una situación complicada ​México, donde el Gobierno tenía previsto a partir del 1 de junio retomar el regreso a las actividades económicas y sociales y, sin embargo, esta estrategia del gabinete de Andrés Manuel López Obrador, que daba por “domada” la crisis del coronavirus, ha chocado con la realidad, al registrarse cifras récord de contagios y sin que se vislumbre el momento del alcanzar el pico de la pandemia. Una de las principales críticas al Ejecutivo mexicano en el manejo de la pandemia ha sido la controvertida política de no aplicar pruebas masivas para detectar el virus, y los expertos creen que los modelos oficiales han subestimado el número de contagios y muertes.