Martín Gutiérrez

El alcalde Felipe Patjane Martínez, de Tehuacán, es un auténtico lastre para su partido, Morena, pues, de acuerdo a una encuesta de la firma Masssive Caller, realizada en la primera quincena del presente mes, está entre los ediles con la peor aprobación en el país. En el caso de Felipe Patjane, el 82 por ciento de los tehuacanenses reprueba su pobre desempeño como edil, pues, a escasas tres semanas de cumplir su primer año de gobierno, no ha hecho lo que se dice nada de obra pública, ni ha aterrizado programas sociales y los servicios públicos están en su peor momento desde hace décadas.

La mencionada casa encuestadora ubica a Felipe Patjane en el lugar 92, de una lista de 100 alcaldes estudiados en el país, situación que pone en aprietos a Morena, Redacción El gobierno municipal de San Martín Texmelucan emitió el siguiente comunicado en el que da respuesta a las recientes inconformidades presentadas por ciudadanos y regidores del Ayuntamiento respecto a la operación en la dirección de Tránsito Municipal. porque en las próximas elecciones intermedias estaría perdiendo el municipio, por el pésimo desempeño del junior. Los tehuacanenses entrevistados se desahogaron en la encuesta y no lo bajaron de inepto, incompetente, corrupto, negligente, apático, de muy bajo perfil y un “cero a la izquierda”. No ha ejecutado ninguna obra emblemática, ni siquiera obras menores en colonias y barrios populares. La ciudad está abandonada en servicios públicos, presa de la delincuencia, sucia, sin luz, sin policías, los trámites municipales son caros y engorrosos, la atención al ciudadano es de cuarta y, para variar, el edil está en conflicto permanente con todo mundo: proveedores, trabajadores, empresarios, obreros, transportistas, escuelas y comerciantes. Está por cumplir un año de alcalde y no ha inaugurado obras, ni renovado el parque vehicular del Ayuntamiento.

Los empleados municipales carecen de uniformes, capacitación y salarios justos. Los comerciantes están agobiados por la inacción de la Policía Municipal, que también carece de todo: uniformes, armas, patrullas, capacitación y buenos salarios. Los servicios municipales no existen, pues más de la mitad de la ciudad está sin luz, montoneras de basura por todos lados, camellones y parques llenos de maleza porque no hay poda y cuidado de la imagen urbana. Las calles llenas de baches, los mercados insalubres y los panteones en ruinas, es, pues, la Cuarta Transformación en Tehuacán.