Se titula Un Susurro en la Tormenta y se ha mantenido en los primeros lugares en México

 

Eduardo Romero / @teo_ers

20 años se cumplieron desde el inicio de la agrupación, La Oreja de Van Gogh, y como parte de la celebración, lanzaron un nuevo álbum de 11 canciones llamado, Un Susurro en la Tormenta, que se ha posicionado en los primeros lugares y es de los más vendidos en México.

Un Susurro en la Tormenta es un compendio de buenas canciones que desprenden el inconfundible aroma de La Oreja de Van Gogh, a modo de himnos tocados por la varita mágica de su particular estilo. Se ha comprobado con los temas adelantados, de trazo tan heterogéneo y rico en matices como perfectamente identificable.

Un Susurro en la Tormenta es el romanticismo épico de “Abrázame”, es la energía de “Te pareces tanto a mí” y es el torrente de intensidad de “Durante una mirada”, las tres propuestas ya avanzadas por el grupo de Donostia. Pero es, por supuesto, mucho más: hasta 11 canciones que dan nuevo impulso a la carrera de uno de los grupos más representativos del pop en español de las últimas dos décadas.

Esos nuevos temas son como un abanico que abarca toda la gama de colores de La Oreja. La melancolía de “Galerna”, liderada por la suavidad de su piano, contrasta con la euforia de “Me voy de fiesta”, y a medio camino entre ambas brotan gemas como “Menos tú”, un tema esencialmente romántico que termina electrizante. Es una evolución similar a la de “Doblar y comprender”, un hit agazapado detrás de una espectacular instrumentación. La brisa country de “Como un par de girasoles”, la garra de “Sirenas” o “Lo ves”…

Exclusivas Puebla platicó con los integrantes de la agrupación para que se diera a conocer más de este disco.

EP: ¿Qué significa este álbum en la trayectoria de la banda?

LODVG: Yo creo es el disco más autobiográfico, nos hemos inspirado más en nosotros que en lo que ocurre a nuestro alrededor, es de los textos más íntimos y metafóricos de todos. También tiene un sonido más clásico, suena más la banda y menos electrónico, a diferencia de la música que hoy se anda escuchando. Son 11 historias que llevan un orden, y queremos transmitir esa experiencia.

EP: ¿De dónde nace el nombre Susurro en la Tormenta?

LODVG: El título lo decidimos antes de que viniera la pandemia, nos gustaba porque escuchando las canciones hicimos una reflexión, vimos que había muchos diálogos, y notamos que todos estos diálogos al final había un pozo de esperanza, y esos susurros nos hacían ver esperanza, y llegó la pandemia como anillo al dedo, pero todo fue casualidad.

EP: ¿Qué ha cambiado en la mentalidad del grupo? (por pandemia)

LODVG: En todas las situaciones se puede extraer un poco de ventaja, en nuestro caso nos han impuesto unas vacaciones, pero lo hemos disfrutado con nuestra familia, paramos este año, no queríamos esto, pero hay que intentar disfrutar esto. 

Fue una sensación extraña el no poder estar juntos a la hora del lanzamiento, hemos echado de menos el no siempre poder estar juntos.

EP: De este álbum o de toda la discografía ¿Qué canción dedicarían a todos sus fans?

LODVG: Abrázame, por esa necesidad de abrazar a la gente y que por la pandemia no se ha podido.

EP: Ha sido un viaje bastante largo ¿Cómo le hacen para mantenerse en tan buen rumbo?

LODVG: Lo principal es de que nos hemos podido dar cuenta de lo que está ocurriendo, nos hemos acoplado, antes era una línea recta; nuestra esencia se ha mantenido, pero la mirada ha cambiado, nos reafirmamos en el sonido clásico con este álbum, pero nos hemos metido más en las letras.

EP: ¿Cuál canción de este disco es su favorita?

LODVG: Con Lograr y Comprender, porque fue el reto más grande dentro del disco, aprender a decir adiós en una canción es bastante difícil. 

EP: ¿Tienen un plan en mente cuando todo entre en la normalidad?

LODVG: De las primeras cosas en hacer es visitar México, nos han llegado noticias espectaculares, y tenemos la esperanza de que el otro año será, y México seguramente será el primer país, le tenemos mucho cariño.  Queremos esperar a un concierto presencial, no queremos virtual, vamos a esperar.