AGENTES MINISTERIALES REALIZARON DILIGENCIAS EN LOS PREDIOS DE VAQUERÍAS

Martín Gutiérrez

Guillermo López Mayo ya enfrenta una investigación por fraude, cuyas diligencias realiza la Fiscalía General del Estado (FGE), para ello acreditó a agentes ministeriales en los terrenos conocidos como Vaquerías que el Suntuap ostenta como suyos. El pasado viernes 30, un grupo de agentes ministeriales recorrió y supervisó predios de Vaquerías, al sur de la ciudad, que por décadas han sido para especulación inmobiliaria por parte del Sindicato Unitario de Trabajadores de Universidad Autónoma de Puebla (Suntuap), que tiene como dirigente charro a Guillermo López Mayo. Hoy, el dirigente enfrenta una denuncia por fraude radicada en la carpeta de investigación con el expediente 4374/2019 de la FGE, donde dos jubilados de la UAP, Antonia Carreón Olivas y José Armando Nieto Meza, denunciaron a López Mayo por haberlos defraudado con 80 mil pesos a cada uno, por la presunta compraventa de un terreno para los trabajadores universitarios.

No es la primera vez que López Mayo es señalado por revender una y mil veces los apetitosos predios, que hoy cuentan con una plusvalía mayor por los desarrollos comerciales e inmobiliarios que se han construido alrededor del predio Vaquerías. Al mismo tiempo que López Mayo enfrenta denuncia por fraude, sus incondicionales acordaron en la más reciente asamblea del Suntuap, exigir a la BUAP un incremento salarial por arriba del 20 por ciento en la inminente revisión salarial.

EL SUNTUAP Y SU VORACIDAD

Los integrantes del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla (Suntuap) quieren presionar a la BUAP con un aumento salarial del 20 por ciento que exigirán en la próxima revisión contractual y salarial. La petición es resultado de su pasada asamblea de agremiados donde se acordó nombrar una comisión de 12 integrantes para elaborar el pliego petitorio. Cinco de los integrantes de la comisión del grupo compacto de Guillermo López Mayo que se ha convertido en un líder charro en el sindicato universitario, especulan además con el supuesto patrimonio inmobiliario de la organización gremial.