Asimismo, pidió Miguel Barbosa a Medio Ambiente una lista de fábricas, granjas, casas y hasta poblaciones que incurran en esta práctica 

 

Dulce Gómez/ @dulcgomez

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, aseguró que su administración investiga un presunto desvío de mil millones de pesos por parte de la administración de Antonio Gali en obras destinadas al saneamiento del Río Atoyac. 

Pese a que dijo aún no existe comprobación del desvío de dichos recursos, aseguró que la indagatoria ya está en curso, pues dicho cuerpo de agua se convirtió en una fuente de corrupción para las pasadas administraciones, las cuales sólo prometieron acciones que no se cumplieron.

Asimismo, instruyó a la titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, Beatriz Manrique Guevara, una relación de todas las fábricas, granjas, casas y hasta poblaciones que contaminan al Río Atoyac.

Así lo dio a conocer en su conferencia de prensa matutina, donde resaltó que su administración hará lo procedente para frenar esta situación que por años ha afectado el cauce de este río.

En este sentido, detalló que se dará paso a las clausuras correspondientes toda vez que será la única manera de frenar esta contaminación.

“Ayer (lunes) firmamos un convenio que tardó tres años en formalizarse, era una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, consistía en que se estableciera un convenio de coordinación entre Puebla y Tlaxcala, y entonces hasta después de tres años y ya lo firmamos (…).Se establecerán mecanismos para poder generar una coordinación entre los dos estados, tenemos nuestros estados  bañados por lo que se llama Río Atoyac en Puebla y Zahuapan en Puebla”, expuso.

El titular del Ejecutivo estatal puntualizó que, por años, el saneamiento del Río Atoyac sirvió para que administraciones pasadas se quedaran con los recursos y nunca, hasta el momento, se habían visto acciones al respecto.

Finalmente, recalcó su compromiso para que, en coordinación con el Gobierno de Tlaxcala, se lleven a cabo acciones en beneficio de los pobladores que por años se han visto afectados por esta contaminación.