El manifestante ha denunciado actos racistas en su contra al interior del órgano futbolístico mexicano desde 2018

Infobae

Adalid Maganda, el colegiado recientemente separado por de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y quien ha denunciado constantemente actos de racismo en su contra, convocó a realizar un plantón permanente frente a las oficinas ubicadas en Toluca, Estado de México. En una protesta realizada en la explanada del Zócalo de la Ciudad de México, anunció que el siguiente acto se realizará el 15 de marzo.

Acompañado por familiares y amigos, el árbitro cumplió con la convocatoria realizada por medio de sus redes sociales el pasado 24 de febrero. Sin embargo, no tuvo los resultados deseados, pues la consigna que busca destituir al presidente de la Comisión de Árbitros de la FMF, Arturo Brizio, no ha sido materializada.

El conflicto entre Maganda y la Federación no es nuevo. Aunque fue separado de su cargo como árbitro en partidos de Liga Mx y Expansión el pasado 2 de febrero, la acción ya había acontecido dos años antes, en 2018. En aquella ocasión los argumentos apuntaron a su bajo rendimiento y nivel en los partidos donde fungió como juez, sin embargo, desde el principio ha atribuido las decisiones al racismo en su contra.

Con la finalidad de conseguir la reinstalación en su trabajo, el nacido en Huehuetan, Guerrero, un municipio con significativas raíces afromexicanas, emprendió una huelga de hambre el 27 de noviembre. La acción derivó de la poca claridad en la resolución de su caso después de tres audiencias. Finalmente, días después fue reincorporado a sus labores en cancha de diferentes torneos.

Así se mantuvo, aunque constantemente denunció actitudes racistas perpetradas en su contra por parte de jugadores, integrantes de la Comisión e, incluso, del mismo presidente de dicho organismo. De esa forma, a pesar de su restitución, el motivo de su lucha se mantuvo constante y la hacía notar en los encuentros que protagonizó al interior del campo.

La más reciente decisión en su perjuicio se tomó después del partido entre Toluca y Querétaro en la Jornada 1 del Guard1anes 2021. El argumento oficial fue no haber pasado los exámenes físicos, así como los errores que tuvo en dicho encuentro. No obstante, Maganda Villalva aseguró que fue producto de una campaña en su contra encabezada por Arturo Brizio.

En entrevista para ESPN Digital declaró que se puede volver a abrir la investigación en contra del presidente de la Comisión de Arbitraje por parte del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED). El caso fue iniciado en 2018, con la primera destitución.

Además, el silbante afromexicano declaró que el caso podría llegar hasta la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), de no recibir una respuesta favorable por parte de las autoridades deportivas mexicanas.