El premio estelar fue para el nadador Miguel Aguilar como Deportista del Año

Huber García

Este fin de semana el Club Alpha celebró con éxito la onceava edición de la entrega de Premios Juventud 500, con lo que la institución reconoce el talento y el esfuerzo de sus mejores deportistas y entrenadores a lo largo del ciclo deportivo 2017-2018. Con el apoyo de la Fundación Mary Street Jenkins, el Club Alpha inició desde hace más de una década el programa Juventud 500, el cual consiste en otorgar becas deportivas a niños y jóvenes comprometidos con su disciplina, y que por sus capacidades físicas y destrezas motoras tienen mayores posibilidades de éxito en el deporte de alto rendimiento. El gimnasio de baloncesto del Club Alpha 2 fue la sede de este trascendental evento que encabezaron Alejandra Lerdo de Tejada, en representación de las autoridades de la Fundación Mary Street Jenkins; la medallista de plata en Londres 2012, la arquera Aída Román y el director del Club Alpha, Sergio Barrera, quienes realizaron la entrega de estímulos y reconocimientos a los deportistas y entrenadores que alcanzaron, principalmente, triunfos de talla nacional e internacional en diferentes disciplinas.

Por ejemplo, se reconoció a 13 deportistas y a siete entrenadores que en la más reciente edición de la Olimpiada Nacional 2018, consiguieron para el Club Alpha la mejor cosecha de medallas en los últimos cinco años con un total de 21 preseas, divididas en cinco de oro, cinco de la plata y 13 de bronce. En este listado aparecen Hanna Osorio y Gerardo Lomelí, en atletismo; Ashley Muñoz, en esgrima; Harold Carranza, Fernanda Valdez, Yahel Miguel Jiménez y Zamna Ramírez Olivares, en frontón; Andrea García, Jaime Hernández Zapata, Rodrigo Sasturrias, Santiago Blanco y Miguel Ángel Aguilar, en natación, además de Arturo Hernández, en triatlón. Como entrenadores recibieron reconocimientos Emilio López y Oscar Díaz, en atletismo; Rodolfo Leal, en esgrima; David Reyes y Pedro Aguilar, en frontón, Guillermo Monterrey y Francisco Martínez, en natación. Por primera ocasión en la historia de los Premios J500, hubo distinciones en rubros como Deportista de Alto Rendimiento que recayó en la atleta Ana Karen Mejía; en Deporte Competitivo a la nadadora Andrea García y Deportista Destacada en la taekwondoín Jarumi Cardona, quien, por cierto, este fin de semana consiguió su pase para el Campeonato Panamericano de la especialidad. El premio estelar fue para el nadador Miguel Aguilar, como Deportista del Año y al profesor Francisco Martínez Atempa, como Entrenador del Año, después de obtener el mayor número de triunfos y medallas, principalmente en la Olimpiada Nacional 2018. Tras diez años de haber iniciado con este proyecto, los Clubs Alpha son hoy una de las principales cunas de atletas de alto rendimiento en el estado, logrando desarrollar medallistas a nivel nacional en la Olimpiada Juvenil además de haber alcanzado logros a nivel internacional en frontón, atletismo, ajedrez y natación.