Luego de que la Auditoría Superior señaló que hay 98,974 mdp de la Cuenta Pública 2019 por aclarar o devolver, el presidente negó que sea así y dijo que esos datos ayudan a sus rivales políticos

Expansión Política 

El presidente Andrés Manuel López Obrador se confrontó este lunes con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), a la que acusó de presentar datos incorrectos en la Cuenta Pública de 2019.

En sus revisiones, la ASF detectó que están pendientes por aclarar o devolver 98,974 millones de pesos, a lo que López Obrador respondió asegurando que esto únicamente contribuye a la campaña que sus adversarios mantienen en su contra.

“Exageran, no solo eso, están mal sus datos, yo tengo otros datos y se va a informar aquí y ojalá lo hagan ellos, los de la Auditoría Superior de la Federación, porque le están dando mal la información a nuestros adversarios, y yo creo que no deben de prestarse a esas campañas”, advirtió este lunes en su conferencia de prensa.

En su tercer informe de la Cuenta Pública de 2019, el primer año completo de gobierno de López Obrador, la ASF detectó que están pendientes por aclarar o devolver 98,974 millones de pesos, de los que 43,859 millones de pesos son considerados como un probable daño patrimonial y 55,114 millones de pesos aún pueden ser aclarados.

La ASF reportó que en el presupuesto destinado a programas sociales se detectaron irregularidades por 6,907 millones de pesos, entre ellos, fondos correspondientes a los programas Jóvenes Construyendo el Futuro, por al menos 51 millones 213,600 pesos, y Sembrando Vida, por 1,832 millones 710,896 pesos.

López Obrador consideró que los datos presentados por la ASF, órgano autónomo encargado de fiscalizar el uso de los recursos públicos federales en los tres poderes de la Unión y los tres niveles de gobierno, están dando armas a sus adversarios para arreciar la crítica contra su gobierno. Puso como ejemplo el cuestionamiento que en redes sociales realizaron sobre la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

“Ayer veía a un articulista conservador hablando del aeropuerto, que había costado no hacerlo 300,000 millones de pesos, tomando como base lo que dijo la Auditoría; me gustaría que ellos aclararan sobre ese dato, está mal, si fuese así entonces nos iba a costar el aeropuerto no 300,000 sino 600,000 millones; aun así, nos ahorraríamos 300,000 millones, con el aeropuerto que estamos construyendo”, afirmó.

La declaración vino en respuesta a otro hallazgo de la ASF, según la cual cancelar el NAIM no costó 100,000 millones de pesos, como asegura la administración de López Obrador, sino cerca de 300,000.

El titular del Ejecutivo federal exigió a la ASF, que encabeza David Colmenares, aclarar los datos que presentó como parte del tercer informe de la Cuenta Pública.