El detenido es hijo de Amado Carrillo Fuentes, quien fuera líder del Cártel de Juárez

Infobae

 Luis Fernando Carrillo Navarro, hijo del ex líder del Cártel de Juárez, Amado Carrillo Fuentes, mejor conocido como “El Señor de los Cielos”, fue vinculado a proceso por su probable responsabilidad en el delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas de Ejército, Armada y Fuerza Aérea. El Ministerio Público Federal (MPF) de la Fiscalía General de la República (FGR) en Sonora, informó que Carillo Navarro fue vinculado a proceso e irá a prisión preventiva. De acuerdo con lo asentado en la carpeta de investigación, policías federales ministeriales (PFM), arrestaron al acusado en la colonia Las Lomas, en Hermosillo, el pasado 15 de junio en cumplimiento de una orden de aprehensión en su contra. El Ministerio Público Federal presentó los datos de prueba al juez de control, quien calificó de legal la detención y vinculó a proceso al imputado, además de que le impuso como medida cautelar la prisión preventiva. El detenido pasará ese tiempo en el Centro de Readaptación Social (CERESO) de Hermosillo.

 Además, se fijó un plazo de dos meses para el cierre de la investigación complementaria. Fernando Carrillo es hijo de Zayda Graciela Navarro Durazo, relacionada con las actividades del Cartel de Juárez y hermana de Carlos Navarro Durazo, quien fuera extraditado en 2017 a Estados Unidos tras ser detenido por elementos de la entonces PGR a finales de 2016, al ser buscado por la DEA por su probable responsabilidad en los delitos de asociación delictuosa y contra la salud. Su padre fue un famoso narcotraficante con un alto poder económico por ser el líder del Cártel de Juárez, poseer una impresionante flotilla de aviones, pero también por haberle robado 12 toneladas de cocaína al narcotraficante colombiano Pablo Escobar. El 4 de julio de 1997 está marcado en el calendario como la fecha en la que falleció el capo mexicano Amado Carrillo Fuentes “El Señor de los Cielos”. Un día antes, bajo el nombre falso de Antonio Flores Montes, el capo se internó en el Hospital Santa Mónica, en la exclusiva zona de Polanco, en Ciudad de México. Tenía la intención de someterse a una liposucción y una cirugía para cambiar su rostro y así evadir a las autoridades de México y Estados Unidos.