Eduardo Sánchez

 Puebla capital está reprobada en materia de transparencia proactiva por segundo año consecutivo, a pesar de haber tenido un aumento en su calificación de 12 puntos, de acuerdo con la última evaluación del Colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (Cimtra). Con el instrumento de evaluación del colectivo se busca analizar el cumplimiento efectivo que los municipios dan a la Ley General de Transparencia, con la que se califican nueve aspectos, entre los que destacan la atención ciudadana por ser el único bloque que tuvo una evaluación aprobatoria a nivel nacional, mientras que la peor calificada corresponde a los consejos. En el último ranking nacional de Cimtra, Puebla logró pasar del séptimo al sexto lugar al obtener un puntaje total de 46.5 de los 58.8 logrados hasta el mes de marzo del presente año.

Esto ubica a la entidad en un rango medio de efectividad, pero sigue estando por debajo de la marca aprobatoria. A la vista de toda persona existe en formato abierto, accesible y electrónico, así como información sobre que al menos el 51 por ciento de los miembros de los consejos evaluados proceden de la sociedad civil. Es la primera evaluación, después del proceso electoral 2018 y, por primera vez, se incluyó en el análisis de los indicadores, parámetros para prevenir la corrupción y el cruce de transparencia con partidos políticos gobernantes. Sin embargo, en los resultados sólo cinco capitales de estados en todo el país lograron aprobar la evaluación del colectivo, como Guadalajara, Mérida, Chihuahua, Xalapa y Campeche, mientras que las peor evaluadas fueron La Paz, Chilpancingo, Toluca y Pachuca. Puebla obtuvo 58.8 puntos, lo que demostró una mejora conforme al año pasado, pero todavía no le alcanza para cumplir con los criterios de transparencia proactiva de Cimtra, por lo que el colectivo podría dar acompañamiento al Ayuntamiento para mejorar la calificación.

 OBRAS, CON LA PEOR CALIFICACIÓN

El año pasado, el municipio sólo logró superar tres de los nueve bloques, que son atención ciudadana con calificación del 100 por ciento, consejos con 85.7 por ciento y gastos con apenas 52 por ciento; mientras que en Cabildo y Participación Ciudadana obtuvo una calificación de 50 por ciento. Este año se repitió la misma situación y sólo se logró aprobar en Atención Ciudadana con 81.3 por ciento; gastos con 60 por ciento y urbanidad con 80 por ciento, mientras que el bloque de obras donde se evalúa a la información sobre el listado de contratos de obras por licitación, invitación directa o restringida, el listado de obras de los últimos tres años y las propuestas de los Comités de Planeación para el Desarrollo Municipal (Coplademun) y el Ramo 33 tuvieron la peor evaluación con apenas 35 puntos. En este punto, Cimtra puntualiza que los bloques de obras y urbanidad se encuentran en niveles misérrimos, lo que abona a que la relación entre corrupción y el campo de la construcción se alimente aún más.