Infobae

Una nueva investigación reveló que Julio César López Patolzin, uno de los 43 estudiantes de la Normal de Isidro Burgos de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, pudo haber sido un militar en activo hasta el momento en que fue privado de su libertad junto con sus compañeros durante la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 de septiembre del 2014. El periodista Humberto Padgett señaló en un trabajo para Radio Fórmula que López Patolzin trabajó como “infiltrado” y proporcionó información a la Mesa de Inteligencia del Batallón 50 con sede en Chilpancingo, Guerrero para la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El comunicador presentó un video que presuntamente fue grabado unos días después de la desaparición, el 29 de septiembre del 2014, y en el que se ve a la madre de Julio César López Patolzin, Joaquina Patolzin de la Cruz, llorando y platicando con el Coronel de Infantería Diplomado del Estado Mayor, Gregorio Espinoza Toledo. El “infiltrado” poseía un iPhone, con el que enviaba la información sobre las actividades de sus compañeros al Ejército.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.