Kelly Bandala

Como ya sabemos, Puebla resguarda el que se considera el volcán más pequeño del mundo y aunque por mucho tiempo este estuvo en el olvido, actualmente es un atractivo que ha pasado a ser patrimonio de nuestro estado, algo que es una realidad es que este lugar aún no es muy conocido o por lo menos muy pocas personas conocen información acerca de él; nosotros hemos investigado y a continuación te contamos algunos datos increíbles acerca de uno de nuestros tantos volcanes.

Hijo del Popocatépetl

Investigaciones han apuntado a que “Don Goyo” es el padre del Cuexcomate pues se dice que una erupción del primero activó la circulación de aguas termales que se abrieron paso entre la roca calcárea del Mesozoico, dando origen al volcán.

Lo que hay dentro de él no es lava

A pesar de considerarse un volcán, es posible entrar en él; dentro se encuentra un nacimiento de agua el cual forma una cascada; aquí también se pueden ver las estalactitas formadas a través de los años y se cree que debajo del volcán se encuentran corrientes de agua las cuales llegan a Cholula y Atlixco.

El Cuexcomate no es un volcán

Desde la estricta definición de la palabra “volcán”, el Cuexcomate no se considera uno sino un géiser inactivo ya que (cuando tuvo actividad) en lugar de lava arrojaba agua.
Como ya mencionamos, se puede entrar en él y es por esto que los científicos lo consideran el géiser más grande del mundo.

Cumple deseos

En el interior del Cuexcomate hay una roca hueca con forma de corazón la cual dicen que cumple tus deseos, lo anterior se hace de la siguiente manera: metes la mano a la roca, atrapas la humedad, en seguida llevas la mano a tu pecho y pides el deseo. Muchos de los que han hecho este ritual aseguran que aquella roca es efectiva aunque otros tantos dicen lo contrario.