Forbes

Luego de los cambios en materia fiscal, la recaudación de la economía digital en México registró un crecimiento de 642% en 2020, al sumar 6,311.4 millones de pesos, provenientes tanto del pago de plataformas como Uber, DiDi, Netflix, Amazon, Airbnb, entre otras, como de las personas que ofrecen su servicio a este tipo de firmas.

De acuerdo con del Informe Tributario y de Gestión del Servicio de Administración Tributaria (SAT), en 2019 los ingresos al Estado Mexicano por este concepto fueron de sólo 849.6 millones de pesos, una diferencia de 5,461.8 millones de pesos respecto los registrados el año pasado.

Tan solo los ingresos recaudados por personas morales que pertenecen al régimen de residentes en el extranjero sin establecimiento permanente en México pasaron de 595.1 millones de pesos en 2019, a 6,040.8 millones durante el 2020, lo que significó un crecimiento de 915% en estos 12 meses.

Este crecimiento se da luego de la entrada en vigor de las modificaciones a las leyes tanto del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) y en Impuesto Sobre la Renta a medado de año pasado.

Hasta el 28 de marzo de 2021, en el Servicios Digitales Inscritos en el Registro Federal de Contribuyentes del SAT de contabilizaban 86 de prestadores, en términos del Artículo 18-D, fracción I de la Ley del Impuesto al Valor Agregado Vigente, con residencia en el extranjero.

Entre las compañías que aparecen en el listado están firmas de tecnología como Airbnb, Amazon, Adobe, Apple, Bold, Coursera, Claro Video, Didi, Expedia, Ebay, Facebook, Google, HBO, Huawei, LinkedIn, Microsoft, Nintendo, Roku, Spotify, Samsung, Uber, Zoom, entre otras compañías.

Mientras que los impuestos provenientes de choferes de plataformas de transporte, repartidores de comida y renta de alojamientos de plataformas digitales aumentaron 2.8% durante 2020, al alcanzar los 270.6 millones de pesos.

En 2019, los ingresos por “Actividades Empresariales con Ingresos a través de Plataformas Tecnológicas” fueron por 254.5 millones de pesos, lo que significó un incremento de 16.1 millones, según los datos del SAT.

Al respecto, Miguel Fuentes, Gerente de Impuestos de Carbal Bermúdez, explicó a Forbes México que a partir del segundo semestre del año pasado se inició la regulación en plataformas como Uber, DiDi, Airbnb, Mercado Libre y otras que se dedican a la comercialización de servicios o la venta de algún bien.

“No se encontraban regulados, por lo que los legisladores implementaron reformas al Impuesto Sobre la Renta y la Ley del Impuesto Sobre el Valor Agregado con la finalidad de hacerlo, ya que el gobierno dejaba de obtener recursos”, dijo en entrevista.

De acuerdo con el especialista la diferencia entre una empresa con domicilio fiscal en México o fuera consiste en que el margen de la tasa gravable para efecto de sus operaciones, ya que cuando se habla de firmas registradas a nivel nacional el monto del impuesto que se retiene de IVA es del 8%; sin embargo, si es extrajera se incrementa a 16%.

Ante este escenario, Miguel Fuentes consideró que esto podría llevar a compañías a mudarse al país, ya que tendrían “un beneficio fiscal increíble”, dado que las ventajas que existen al estar constituido en México son mayores que al tratarse de empresas de carácter extranjero.

“No olvidemos que la misión del gobierno mexicano es precisamente incentivar la inversión dentro del territorio nacional y el establecimiento y la atracción de inversión extranjera al país es muy bueno para efecto de capitalizar la economía”, expuso.

Asimismo, comentó que una empresa este registrada en el país es completamente benéfico para el Estado México, debido al beneficio que puede darse en la recaudación.

De hecho, hace un mes, el 10 de marzo pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer que Netflix optó por instalarse en México, lo cual implica que esta plataforma pagará impuestos como cualquier otro negocio con residencia en el país.

Además de cumplir con sus obligaciones fiscales del IVA, Netflix declarará sus ingresos y pagar lo correspondiente a ISR, por lo que se fiscalizará como a cualquier otro contribuyente residente en el país.

“El régimen de plataformas digitales es un mecanismo que facilita y simplifica el cumplimiento del pago del IVA de los usuarios ubicados en el país que contratan servicios digitales de plataformas que no tienen residencia permanente en México” detalló la dependencia en su momento.

 

Hay condiciones para potencializar economía digital: expertos

 

El entorno actual que se ha desencadenado a raíz de la contingencia del Covid-19 ha generado las condiciones para potencializar la economía digital en el país y se apareja con el desarrollo de la Ley para regular las Instituciones de Tecnología Financiera, también conocida como Ley Fintech, coincidieron especialistas.

De acuerdo con actores de la industria de la tecnología financiera, pese a que existen las condiciones para que la economía digital detone, se vuelve necesario que tanto gobiernos, como empresarios, y hasta instituciones educativas, ayuden a potencializar el tema y así reducir el uso del efectivo en el país con todos los beneficios que esto conlleva.

“La pandemia vino a dar un empujón a todo lo que tiene que ver con lo digital… Claramente hay una oportunidad para México de dar ese paso definitivo hacia la economía digital”, explicó Jorge Ortiz, cofundador de la cartera digital Tan Tan.

Comercio electrónico, detona

Para Jaime Márquez, director de nuevos negocios de la empresa STP, es claro que con el tema de la pandemia el comercio electrónico ha detonado, lo que se ha visto reflejado en los pagos digitales.

Los clientes ya están viendo las ventajas del comercio electrónico, las empresas implementaron tiendas en línea y métodos para poder recibir pagos electrónicos, esta primera etapa está muy bien, pero ahora toca a las empresas automatizar o digitalizar más procesos internos”, detalló el directivo de STP, la cual se enfoca en dar soluciones de sistemas de pagos digitales.

Según el reporte “5.0 sobre el impacto del Covid-19 en venta online” realizado por la Asociación Mexicana de Ventas Online, los mexicanos que han comprado en línea en la pandemia estuvieron motivados a usar canales tecnológicos para no exponerse al exterior, así como para evitar contagios por las aglomeraciones.

De acuerdo con Márquez, al menos 72% de las personas que realizaron por primera vez una compra en línea durante el periodo de contingencia volverá a hacerlo por medio de este canal.

 

Eliminar barreras

 

Para Jorge Ortiz, uno de los impulsores de la creación de la Ley Fintech, aprobada en marzo del 2018, es necesario ajustar esta normativa para permitir que existan más plataformas que ofrezcan soluciones de tecnología financiera en el país, especialmente para el tema de carteras digitales.

“Hay que hacer algunos cambios a la normatividad para permitir que se puedan crear más fintech en el país, comprendiendo que con lo que se estipuló en la ley quedaron barreras altas, sobre todo para emprendedores”, detalló Jorge Ortiz.

Actualmente, cerca de 80 plataformas buscan su autorización para operar bajo la Ley Fintech, de las cuales 50 son carteras digitales.

Ortiz acotó que es necesario eliminar algunas barreras, por ejemplo, que estas organizaciones puedan ofrecer el uso del CoDi, la herramienta del Banco de México para poder hacer pagos digitales por medio de un código QR.

“Hace falta mucho empuje, a más de dos años de publicada la Ley Fintech, no veo un cambio tan grande como se debería. Hay que apostarle más a la digitalización tanto del gobierno, como de empresarios”, apuntó Ortiz.

 

En el 2020 levantaron capital

 

Lo cierto es que durante 2020, aún en medio de la pandemia, las empresas tecnológicas aprovecharon la oportunidad para salir al mercado de valores. Bitso y Albo hicieron anuncios importantes respecto al levantamiento de capital de riesgo.

Bitso, la plataforma virtual de intercambio de activos virtuales, levantó capital por 62 millones de dólares, recursos que utilizará para su expansión en América Latina.

Por su parte, Albo, la plataforma que opera un producto de débito por medio de su aplicación y una tarjeta física, anunció el cierre de una ronda de inversión serie B por 45 millones de dólares, para ampliar su base de clientes, actualmente de 500,000 usuarios y para introducir nuevos productos.