Pérez lideró por un momento la carrera al ser el único piloto que no pasó a pitts hasta después de la vuelta 50; el piloto Lewis Hamilton (Mercedes) se hizo con el primer puesto.

Infobae

El piloto mexicano Sergio Pérez (Red Bull) terminó cuarto en el Gran Premio de Portugal, celebrado en el Autódromo de Algarve, por tercera fecha de la temporada 2021 de la Fórmula 1, quedando por detrás de Valtteri Botas (Mercedes), Max Verstappen (su compañero de escudería) y el inglés Lewis Hamilton (Mercedes).

Pérez lideró por un momento la carrera al ser el único piloto que no pasó a pitts hasta después de la vuelta 50. El mexicano aprovechó la detención de Hamilton para hacerse con el liderazgo de la competencia, pero su detención para la gestión de neumáticos fue inminente.

El británico Lewis Hamilton, por su parte, tomó aire al frente de la general del Mundial de Fórmula 1 tras ganar su segundo Gran Premio de tres disputados esta temporada.

Su principal rival, y segundo a siete puntos en la clasificación del Mundial, el neerlandés Verstappen, fue segundo en meta, y el otro piloto de Mercedes, el finlandés Bottas, ocupó el tercer cajón del podio a pesar de haber salido desde la pole.

 “No es nada fácil, por eso el objetivo principal es comprender qué sucede con los neumáticos”, dijo el tapatío después de las dos primeras sesiones. “Creo que el ritmo en los (neumáticos) medios fue bueno, pero cuando pasamos al compuesto blando no logramos encontrar ningún (buen) tiempo de vuelta, así que tendremos que investigarlo y, con suerte, resolverlo a tiempo antes de la calificación”.

En la carrera de este domingo el mexicano inició con algunos problemas al verse superado por Carlos Sainz, quien al momento de la largada pasó al tapatío desde la primera vuelta y se enfrascó en una lucha momentánea, ya que apenas en la segunda vuelta salió un safety car ante el toque que tuvieron Antonio Giovinazzi y Kimi Räikkönen, quien perdió el alerón delantero y quedó fuera de la carrera.

El Ferrari de Carlos Sainz Jr. le opuso resistencia al tapatío hasta la vuelta 19, donde el mexicano finalmente lo pasó por potencia.

“Checo” Pérez destacó por una buena gestión de neumáticos al mantenerse durante 52 vueltas sin ingresar a pitts. Eso le permitió colocarse como líder momentáneamente. Sin embargo, cuando finalmente paró, los pilotos de Mercedes y su colega Verstappen aprovecharon para recuperar las primeras posiciones.

A pesar de haber quedado en la cuarta posición, fuera del podio, el mexicano hizo una buena carrera pasando por delante del inglés Lando Norris (McLaren) y del monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que acabó sexto. Además añadió a su cuenta personal 12 puntos más, llegando a 22 puntos y ascendiendo al sexto puesto del campeonato de pilotos.

El próximo Gran Premio, el de España, se disputará el próximo fin de semana en el circuito de Montmeló (Barcelona).