Y que no se entreguen por herencia o compadrazgos políticos

Jesús Lemus

En el estado de Puebla debe vigilarse que los verificentros no se entreguen por herencia familiar o por compadrazgos políticos, además de garantizar su funcionabilidad para que los automóviles no circulen con opacidad y sigan contaminando el estado. Así lo declaró el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la gubernatura del estado de Puebla, Alberto Jiménez Merino, luego de su gira de campaña por la región de Santiago Miahuatlán. Merino mencionó que, una vez que gane el 2 de junio, una de sus políticas de gobierno será revisar el número de verificentros, pero sobre todo que funcionen conforme a las normas ambientales. Dijo que en ocasiones los automóviles en el estado de Puebla no cumplen con los criterios del medio ambiente y aun así reciben su calcomanía, lo que representa una corrupción en estos espacios.

Puntualizó que también trabajará para que la zona conurbana de Puebla se convierta en un lugar más urbano, donde disminuya la circulación de automóviles y se implementen otras estrategias de movilidad. “Trabajaré para que mejore la movilidad con los vehículos, tenemos que hacer una movilidad más urbana. También vigilaremos que los verificentros sirvan, pero sobre todo que no se conviertan en esa herencia patrimonial o se entreguen por compadrazgos”. Reiteró que su proyecto político no es por ambición y confió que este 2 de junio, su campaña de tierra dará los frutos necesarios para salir victorioso ante el proceso electoral extraordinario que se está viviendo.