El banco informa que diferirá el plazo para hacer los pagos de créditos hasta por 4 meses a sus clientes que se vean afectados por la contingencia.

Expansión Real

En medio de la contingencia Fase 2 por el coronavirus que se vive en México, el Grupo Financiero Banorte anunció este martes el diferimiento de pagos y otros beneficios para todos sus clientes en el país.

“Los beneficios aplican para aquellos clientes afectados por el COVID-19, en sus productos de tarjeta de crédito, crédito automotriz, de nómina, hipotecario, PyME o personal”, informó el banco en un comunicado.

Los clientes deberán adherirse al programa entre el 25 de marzo y el 30 de abril. Cabe recordar que Banorte es el tercer grupo financiero más grande del país por números de activos.

Para clientes de tarjeta de crédito se estableció el diferimiento de pagos. No se requerirá pago mínimo hasta por 4 meses, sin que esto afecte en Buró de Crédito o gastos de cobranza.

Además, el banco otorgará hasta 6 meses sin intereses en compras mayores a 500 pesos durante marzo y abril en hospitales, servicios de salud y farmacias.

En los créditos automotriz, de nómina y personal, el banco también suspendió el pago por 4 meses ampliando hasta 7 meses más sobre el plazo original. En el hipotecario, la extensión del plazo es por 4 meses más.

Para solicitar cualquier apoyo, el banco puntualizó que es necesario que los clientes estén al corriente de sus pagos al 20 de marzo.

“Somos los de casa, y enfrentamos los mismos retos que toda la sociedad. Hoy el COVID19 representa un gran desafío para todos; hoy que nos necesitan estamos unidos, aunque no podamos estar juntos”, dijo Marcos Ramírez, presidente del banco.

Expansión buscó a personal de Citibanamex, Santander, Scotia, HSBC y BBVA para conocer si ellos lanzarán un programa similar sin que hasta el momento obtuviera una respuesta.