Robotitus

Una acumulación de galaxias que los astrónomos buscaban desde hace tiempo por fin ha sido descubierta. Las galaxias se remontan a los primeros dos mil millones de años del cosmos y representan un eslabón perdido clave para algunas de las galaxias más masivas que se ven en la actualidad. Tao Wang, de la Universidad de Tokio en Japón, y sus colegas descubrieron 39 galaxias masivas de formación estelar utilizando el telescopio ALMA en Chile.

Ya se han encontrado galaxias en el universo temprano que son más masivas que estas, con tasas de formación estelar de más de 1000 masas solares por año pero estas galaxias aún tienen tasas impresionantes de formación estelar de aproximadamente 200 masas solares por año, y representan una clase rara vez vista antes. «La propiedad única de estas galaxias es que son realmente débiles en la luz ultravioleta a la óptica», dice Wang. «Por eso son invisibles desde el telescopio espacial Hubble, que es la forma habitual de encontrar estas galaxias en el universo primitivo».

La mayoría de las galaxias masivas de hoy evolucionaron de aquellas en el universo temprano, pero hasta ahora, los astrónomos no habían podido encontrar suficientes galaxias masivas en el universo temprano para dar cuenta de la gran cantidad de galaxias masivas de cinco a 10 veces la masa de la Vía Láctea que vemos en el universo local hoy