En concreto a Jorge Benito Cruz Bermúdez y Diego Coronana Cremean, ambos operadores del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas

Jesús Lemus

La Auditoría Superior del Estado (ASE) ahora va en contra del Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (Capcee), donde presuntamente se cometió un desvío de recursos públicos entre el 2014-2019.

Cabe señalar que en esos años, los titulares de este organismo fueron el actual magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Jorge Benito Cruz Bermúdez y Diego Coronana Cremean, ambos operadores del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

Con base en los datos proporcionados por la ASE, en dicho organismo se pudieron desviar 430 millones de pesos a través de algunos proveedores “que hicieron operaciones sospechosas”.

Se indicó que las personas físicas y morales también son investigadas, luego de prestarse con los sujetos obligados, entre ellos el Capcce y ayuntamientos, para la desviación de recursos públicos.

“A través de la compra de comprobantes se llevan a cabo las salidas de efectivo que menoscaban el interés público, esto corresponde a los años 2014-2019 y habremos de llevar a cabo las denuncias pertinentes”.