Con esto se buscará regularizar las Notarías Públicas y, aplicar sanciones, en caso de requerirlo

Jesús Lemus

El Congreso del Estado de Puebla consumó la nueva Ley del Notariado, donde se fijan reglas para la entrega de patentes, donde se evitará entregar las patentes como favores políticos y se aplicarán sanciones de cárcel en caso de anomalías en la prestación de servicio.

Durante la sesión del Congreso del Estado, se explicó que los notarios serán reconocidos como servidores públicos y se harán acreedores a una sanción de dos años de cárcel en caso que no denuncien la intención de realizar algún trámite con documentación falsa y se considerará como agravante si esta acción se realizó con dolo.

Sin embargo, la diputada local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rocío García Olmedo, señaló que el dictamen es bueno, pero recriminó que las notarías se abran por cada 20 mil habitantes, situación que deja la posibilidad de tener muchas sedes de esta índole.

Pidió que la reforma enviada por el gobernador Miguel Barbosa Huerta, no pasará de esa manera y se quedará como actualmente estaba en ese particular; es decir, por cada 50 mil habitantes se abriera una notaría en Puebla.

En la misma sesión se comentó que los interesados en una notaría, deberán tener un año de prácticas, además de que tendrán que realizar exámenes hasta por tres espacios, lo que implica que el mejor evaluado, es quien se quedará con la patente.

“Los notarios serán considerados como servidores públicos por lo que estarán sujetos a la normativa correspondiente, además que se regulará el cobro de los servicios que prestan a la población”, se mencionó.